Aunque la apuesta por los wearables como una tendencia clara en el futuro no parece, de momento, haber encontrado un hueco definitivo más allá de la tímida aparición de los relojes inteligentes y el fallido intento de Google Glasses, las grandes tecnológicas y las principales plataformas de medios siguen buscando la fórmula que conecte mejor con los usuarios.

Snapchat no es todavía una red social preeminente en España, salvo para los usuarios más jóvenes, pero cabe recordar que en Estados Unidos ya ha superado a otras grandes como Twitter y muestra un crecimiento como ninguna otra red social.

A finales de la semana pasada, Snapchat publicaba este vídeo, con el que anunciaba el lanzamiento de su primer producto de hardware, las gafas Spectacles. Estas gafas permiten grabar diez segundos de vídeo y compartirlo automáticamente en el teléfono móvil a través de la app de Snapchat.

Curiosamente, las gafas permitirán grabación de vídeo de 115 grados de apertura, lo que el formato de los smartphones. Esto implica que, más que probablemente, Spanchat permitirá la visión circular de las imágenes, de un modo similar a los vídeos en 360 grados que algunos usuarios y compañías están comenzando a utilizar en YouTube o las fotografías 360 grados en Facebook.

Del mismo modo que sucediera con las Google Glasses, no será sencillo hacerse con unas Spectacles, aunque su precio será bastante más reducido (unos 130 dólares en Estados Unidos).

Este es el primer movimiento de la compañía más allá de su plataforma social. Se especula que la marca podría cambiar su nombre a Snap Inc. para aclarar que su futuro está en el desarrollo de productos que van más allá de la propia app.

En cualquier caso, estas gafas suponen una interesante aproximación a las posibilidades que ofrece la integración entre los wearables y las redes sociales, y la posibilidad de compartir contenido sobre destinos, hoteles o restaurantes en tiempo real.