No todas las personas tienen el mismo concepto del lujo. Es un tema muy subjetivo, abierto a interpretaciones, que admite estándares de confort muy diferentes. Partiendo de esta consideración, Amadeus, en colaboración con “Connections”, una firma especializada en turismo de lujo, ha elaborado un informe de tendencias en el que identifica a seis tipologías, o “tribus”, de clientes enmarcados en este segmento de público.

Estas “tribus” han sido categorizadas en función de sus motivaciones, comportamiento, frecuencia de viajes, capacidad económica de los viajeros o los servicios y productos requeridos.

El estudio considera que los viajes de lujo han entrado en una nueva era, que requiere una mejor comprensión de los clientes como individuos. Una etapa que precisa, según el estudio, la plena colaboración de todos los actores del sector de los viajes. Saber qué significa el lujo en cada momento, y ser capaz de adaptarse a lo largo del viaje es la fórmula del éxito, dice el informe.

De acuerdo con las previsiones que se manejan, a partir de un informe elaborado en colaboración con el ‘Tourism Economist’ (The Oxford Economist), los viajes de lujo se incrementarán un 6,2% en los próximos 10 años, dato superior al crecimiento general del sector de los viajes, que se estima en un 4,8%, según se avanzó en el Amadeus Airline Leaders Forum que tuvo lugar en Dubai el 19 de mayo.

Las “tribus” identificadas por esta investigación son las siguientes:

  • Viajeros a todo lujo. El dinero no es problema alguno para esta “tribu” y conocen de antemano la experiencia que desean. Por ello, sus expectativas y necesidades específicas han de satisfacerse. Tampoco suelen admitir fácilmente interrupciones o incidencias en ninguna de las etapas de esta experiencia. Por su recurrencia suelen mantener una relación de confianza con una marca (o proveedor). A menudo requieren tratamientos VIP en lo referido a seguridad y privacidad.
  • Viajeros de lujo ocasionales. Se trata de un grupo que busca instalaciones de lujo y experiencias únicas, a menudo motivados por celebraciones extraordinarias. Son más abiertos a las sugerencias y recomendaciones, y ofrecen más margen de asesoramiento en su experiencia de lujo. Su presupuesto, por lo general, es más limitado y por ello se reducen sus probabilidades de ser un viajero de repetición, lo cual limita el conocimiento que los proveedores del servicio de viaje puedan tener de ellos. A priori sus expectativas no son tan específicas como en el anterior grupo, por lo que — si superan estas — puede llegar a construirse una sólida relación. En esta “tribu” podrían incluirse a los clientes que forman parte de los programas de fidelización.
  • Viajeros ‘bluxury’. Este grupo está integrado por los viajeros de negocios de alto nivel, que desean combinar un viaje de trabajo con unos días de descanso, tiempo que aprovechan para gozar de momentos de ocio de lujo. Se trata de una corriente en aumento y, de hecho, un nutrido grupo de los viajeros que han participado en el estudio declara haber añadido dos días de vacaciones a sus viajes de negocios. Un 20 por ciento de los participantes en la investigación, además, ha señalado que les gustaría incorporar ocio a sus estancias de trabajo. Así, algunas empresas han comenzado a incluir prácticas ‘bleisure’ y ‘bluxury’ a sus políticas corporativas y se prevé que en el futuro esta tendencia vaya en aumento, con itinerarios diseñados a medida.
  • Viajeros con dinero, pero sin tiempo. Constituye un grupo que, por la carencia de tiempo suficiente, otorga un gran valor a sus momentos de ocio, que considera exclusivos y de alto valor. Precisamente, por sus ocupaciones, requieren flexibilidad total a la hora de planificar sus viajes. Con frecuencia externalizan con terceros la organización de sus itinerarios.
  • Estrictamente opulentos. Esta tribu se entrega a las mejores y más glamurosas experiencias, lo que implica compartir consejos de viaje con sus compañeros de redes sociales. Para este grupo de viajeros de lujo es muy importante ser vistos y oídos.
  • Viajeros prósperos e independientes. Alcanzar experiencias únicas o disfrutar de destinos cuidadosamente seleccionados son las motivaciones que persiguen este grupo de viajeros de lujo, que además lo hacen para darse un capricho a sí mismos o probar algo nuevo y desconocido.

Para la elaboración del informe, se han recogido los datos del documento de tendencias elaborado por Tourism Economics, dependiente del Oxford Economics, con el apoyo de la información proporcionada por Amadeus Travel Intelligence, que fue presentado en el Amadeus Airline Leaders Forum.

Los resultados se han complementado con el trabajo de campo llevado a cabo por Connections, que ha incluido una encuesta aplicada a 2.000 expertos de la industria de los viajes de lujo y casi un centenar de reuniones de grupo celebradas en Pekín, Abu Dabi y Sicilia, en las que participaron líderes y empresarios de este ámbito de la industria. Más de 2.500 lectores del “The Daily Telegraph” han participado también en una encuesta elaborada por este periódico, que fueron preguntados acerca de este tema.

Este estudio se enmarca en la misma línea que la investigación realizada en 2015, titulada “Future Traveller Tribes 2030: los viajeros del mañana”, un estudio pionero elaborado por Amadeus y The Future Foundation que identificaba cuáles eran los perfiles o tribus de viajeros que emergerán en los próximos 15 años.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad