Atrás quedó un tiempo en que los accesorios imprescindibles para pasar un día de playa eran revistas del corazón, novelas románticas, crucigramas, cubos, pelotas y palas. Ahora, el elemento que no puede faltar en la bolsa de playa de los españoles es el smartphone y su correspondiente cargador (¡incluso los hay solares!).

Los españoles necesitan estar constantemente conectados, ya sea para hacerse un selfie con el mar de fondo, cazar un Pokémon de agua… o para enviar un correo electrónico de trabajo. Así lo revela un estudio de lastminute.com, que analiza los comportamientos más habituales de los europeos en la playa y la piscina durante el verano.

Según el estudio, más de la mitad de los españoles (55%) no pisa la playa o la piscina sin su teléfono móvil y éste ocupa el tercer puesto en su lista de imprescindibles, tan sólo precedido por la toalla (69%) y la crema solar (68%). Otros aparatos como el reproductor de música (19%), la tableta electrónica (8%) o el libro digital (8%) también forman parte del listado de gadgets que los españoles necesitan entre chapuzón y chapuzón. Eso sí, siempre para uso privado y sin llamar la atención: sólo el 2% añade unos altavoces a su lista de imprescindibles y más de la mitad (51%) considera irritante a la gente que escucha música a todo volumen en la playa o la piscina.

Pero además de utilizar el teléfono móvil para hacer fotos de sus pies sobre la arena o la tumbona (23%), editar las fotos antes de subirlas a redes sociales (25%) o simplemente hablar (16%), el pequeño aparato también se convierte para algunos en una oficina portátil. Y es que a los españoles les cuesta desconectar durante sus vacaciones de verano, más que a otros europeos: un 19% reconoce que responde o envía correos electrónicos de trabajo desde la playa o la piscina. Un dato que les sitúa como los segundos en Europa que más llevan a cabo esta práctica sólo por detrás de los italianos (24%) y muy por delante de alemanes (12%), franceses (10%) o británicos (6%).

Sin embargo, esta necesidad de estar conectados permanentemente con el mundo es sólo virtual. El estudio revela que las vacaciones perfectas con las que sueñan los españoles consistirían en alejarse físicamente de todo y de todos: un 57% desearía huir a una isla lejana y desierta, sin más veraneantes alrededor. Sólo un 8% de los españoles elegiría una playa con mucha gente y actividad.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad