Para la gran mayoría de hoteles, su participación en las agencias online se mantiene como uno de los principales canales de distribución. No cabe duda de que es una forma eficiente de llegar a determinados posibles clientes a los que, de otra manera, el hotel no podría acceder.

En cualquier caso, es natural que los hoteles busquen fórmulas para reducir su dependencia de las OTAs y ampliar su cuota de reserva directa. Particularmente en los últimos meses, hemos visto agresivas campañas de publicidad por parte de algunas de las hoteleras americanas más importantes.

Aunque las agencias online entienden el deseo de los hoteles por reducir la intermediación, consideran estas tácticas un “negocio injusto”, y creen que su papel pierde valor si no cuentan con los precios más baratos. Las nuevas leyes en países como Francia o Alemania han dado la posibilidad a los hoteles de fijar precios más bajos en su propia web que en las agencias online, pero esta práctica tiene sus riesgos.

Un reciente artículo publicado en la versión global de Huffington Post indaga en las tácticas de las agencias online para perjudicar deliberadamente el posicionamiento o la apariencia de hoteles que no les ofrecen sus mejores precios.

El ya famoso “dimming”, no es otra cosa que una medida de presión por parte de las OTAs con aquellas cadenas y hoteles que no les ofrecen las mejores condiciones. Implica aparecer en posiciones más bajas o incluso perder información del hotel en el escaparate de la agencia online como, por ejemplo, las fotos.

Melissa Maher, senior vicepresident en Expedia, afirma en dicho artículo que esta práctica responde únicamente al interés de los usuarios y que el algoritmo que decide el posicionamiento considera elementos como la puntuación del hotel o sus precios, y que el porcentaje de hoteles cuyo posicionamiento se ha visto perjudicado es mínimo.

Desde el punto de vista del usuario y, sea cual sea el criterio de la OTA en este posicionamiento, la práctica va precisamente en contra de lo que busca en una agencia online: un listado transparente donde encontrar las mejores ofertas para sus necesidades y gustos concretos. Un usuario puede encontrar que los hoteles más caros cuentan con mejores descripciones y posicionamiento que aquellos que cuentan con una tarifa más baja.

Según el artículo, las agencias online presionan a los hoteles hasta un cierto punto, ya que no dejan de ser sus proveedores, pero la amenaza de “dimming” para aquellos establecimiento que no ofrecen sus precios más bajos a las OTAs existe.

Finalmente, el artículo recomienda a los usuarios comenzar su investigación online en un metabuscador que incluya a varias agencias online para después comprar los precios tanto en las distintas agencias como en la propia web del hotel.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Un comentario en “Las OTAs y la alteración de los resultados de búsqueda

  1. Lo que está claro es que la paridad no existe, y las 2 Mega OTAs Booking y Expedia realizan un acoso sistemático al hotelero. Es curioso que se refieran a campañas “agresivas” cuando son ellos los utilizan y reparten las tarifas a agencias de viajes tradicionales, empresas, metabuscadores (incluso bajando sus precios, verdad Expedia?) y que luego amenacen a los hoteles con la “NEVERA” si no pasan por el aro. Cualquiera que conozca la realidad de las OTAS SABE PERFECTAMENTE QUE LO DEL USUARIO ES UNA EXCUSA. Su objetivo es aumentar sus cuota de mercado a Costa de l venta directa del Hotelero. El resto solo es humo.

Los comentarios están cerrados.