Es evidente que el vídeo se ha convertido en los últimos años y, más que nunca, en uno de los recursos imprescindibles para la promoción de destinos y empresas turísticas.

Un nuevo ejemplo de cómo utilizar vídeomarketing a partir de la mezcla de técnicas de time-lapse y nuevas herramientas fotográficas que juegan con la inclinación para hacer que las imágenes parezcan miniaturas, nos lo ofrece Little Big World, de cuyo trabajo se pueden encontrar varios ejemplos en YouTube.

Sul último clip hace que Albania parezca realmente un destino muy atractivo y es un gran ejemplo de cómo las empresas de viajes pueden utilizar el vídeo para la comercialización de destino.

Según YouTube, el 65 por ciento de los usuarios ya consulta vídeos para inspirarse o decidir sobre sus viajes. Para muchos, 2016 es el año del vídeomarketing aunque, como bien apunta Linda Fox en Tnooz, lo mismo se lleva diciendo del móvil durante los últimos años.

Little Big World ha cubierto ya toda una serie de destinos en los últimos años, entre ellos Polonia, Beijing, Shanghái y Maine. Aquí os dejamos el vídeo de “Awesome Albania”.

Más información en Tnooz.