El primer tren Desiro City de Siemens para la red de Thameslink en Londres entró en servicio esta semana. El operador Govia Thameslink Railways (GTR) gestionará los trenes entre Bedford y Brighton inicialmente, y posteriormente las rutas desde y hacia Cambridge y Peterborough, así como otros destinos en los condados de Kent y Sussex. A finales de 2018 habrán sido entregados el total de 115 trenes. Siemens se hará cargo de la prestación de servicios a largo plazo y el mantenimiento completo de esta nueva flota de trenes.

“En el diseño de nuestros trenes, el beneficio de los pasajeros es uno de los factores más importantes. Quisimos trenes que reforzaran la capacidad de las líneas de Thameslink, estos están disponibles de forma estable para nuestros clientes y mejoran la experiencia de los pasajeros”, dijo Jochen Eickholt, CEO de la División Mobility de Siemens.

El director de Ingeniería Gerry McFadden asegura que “estamos encantados de que nuestro nuevo tren de Thameslink está funcionando bien. En el futuro, empezaremos con el servicio a través de Londres a Bedford. El tren dará a los pasajeros una capacidad adicional muy necesaria con trenes más largos durante la hora punta, creando al menos 1.000 asientos de clase estándar adicionales”.

El número de pasajeros en la red de Thameslink ha crecido enormemente. El volumen de pasajeros aumentó en un 40 por ciento en los últimos diez años, y se espera un nuevo aumento sustancial en los próximos años. Para manejar esta creciente demanda de capacidad y, sobre todo, para cubrir mejor los períodos de hora punta en el centro de Londres, se inició el programa Thameslink financiado por el gobierno.

Alrededor de seis mil millones de libras esterlinas se están invirtiendo en la construcción de nuevas estaciones, en la mejora de la infraestructura y la ampliación de rutas de ferrocarril, así como en los nuevos trenes y en sistemas de señalización que permiten servicios de metro. El objetivo es que los trenes circulen cada dos o tres minutos a lo largo de la ruta a través del centro de la ciudad durante los períodos de hora punta. Esto sería equivalente a 24 trenes por hora. La inauguración del servicio de 700 trenes de primera clase marca un importante hito del programa.

Los trenes proporcionarán un 80 por ciento más de asientos a través del corazón de Londres durante los períodos de hora punta, son alrededor de un 50 por ciento más que los trenes de la flota existente, y tienen una capacidad de 1.750 pasajeros. Las puertas anchas facilitan la entrada y salida rápida de los pasajeros, y las pantallas electrónicas indican en qué vagones hay asientos disponibles.

Siemens será responsable de la disponibilidad de los trenes mediante un contrato de servicio y mantenimiento a largo plazo. Para este fin se han construido dos depósitos, y Three Bridges, el depósito del sur de Londres, ya ha comenzado a operar. La estación de Hornsey, en el norte de la ciudad, se abrirá a finales de este año. Con la ayuda de los sistemas de mantenimiento predictivo, el rendimiento y el desgaste de los componentes individuales del tren serán controlados digitalmente. Esto hace que sea posible el cambio de piezas incluso antes de que se produzca un problema, aumentando la disponibilidad de los trenes y la fiabilidad global del transporte público de Londres. Con todo, Siemens ha invertido más de 300 millones de libras esterlinas (390 millones de euros) en la construcción y el equipamiento de las estaciones.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad