La mezcla de la tecnología y la financiación –más conocida últimamente como fintech– y el mundo de los viajes está dando lugar a diversas startups que buscan modelos de negocio que permitan a los usuarios financiar los gastos de sus viajes.

Es el caso de Airfordable, una startup que permite a los usuarios reservar un vuelo y pagarlo en varios plazos, tras un depósito inicial. La clave diferencial de otros servicios como Affirm es que el pago completo del billete debe realizarse antes del vuelo. Esta política ha hecho que el 95 por ciento de los viajes reservados a través de este servicio hayan sigo financiados y pagados correctamente.

La startup no realiza un estudio financiero de sus clientes, todo lo que necesita es un pantallazo del vuelo que quiere tomar el usuario. Antes del última pago, la compañía envía un email al viajero con su billete electrónico.

La comisión que obtiene Airfordable está entre el 10 y el 20 por ciento, dependiendo de cada caso. Parece una comisión muy alta, pero la compañía defiende que servicios como el suyo hacen posible que muchos usuarios que no habrían realizado un viaje sin estas condiciones, puedan efectivamente hacerlo.

Evidentemente, si el viajero no completa los pagos antes de la salida del vuelo, su billete es cancelado.

En el futuro, la startup confía en desarrollar su propio buscador de vuelos para no depender de los pantallazos de otras webs de reserva. Del mismo modo, espera ampliar sus servicios a otros servicios como el alojamiento o los paquetes de vacaciones.

Más información en TechCrunch.