El Observatorio de Turismo Responsable de la Facultad de Turismo y Dirección Hotelera Sant Ignasi (HTSI) organizó el pasado 20 de junio su jornada anual para debatir sobre la calidad laboral en el sector turístico en la ciudad de Barcelona, y sobre sus retos y oportunidades.

En la apertura, el decano de HTSI, Ricard Santomà, señaló que desde elObservatorio de Turismo Responsable además de realizar estudios y promover el buen turismo también se pretende “denunciar lo que no es turismo responsable”.  En este sentido,  señaló que “el turismo bien entendido puede aportar un desarrollo de la sociedad pero un mal turismo nos perjudica a todos”.

La mesa redonda contó con la participación de Agustí Colom, regidor de Ocupación, Empresa y Turismo del Ayuntamiento de Barcelona,  Pere Chias, presidente del Gremi de Restauració de Barcelona, Agnés Rodriguez,  guía turístico y miembro de la Asociación de Guías de Turismo de Catalunya AGUICAT y Santiago Torrent. secretario de la asociación MITS (Mobilitat i Turisme Sostenible). Todos ellos coincidieron en que la calidad del personal y del servicio que se ofrece a los clientes es fundamentales para lograr un turismo de calidad.

3153__294

Cristian Palazzi, jefe de Proyectos del Observatorio de Turismo Responsable de HTSI y moderador de la mesa redonda, abrió el debate afirmando que “el turismo está sufriendo un crecimiento espectacular pero, ¿quién lo planifica, lo gestiona, lo piensa? Un turismo de baja calidad genera destinos de baja  calidad a todos los niveles y también  baja calidad laboral”. En ese sentido, habló de la existencia de precariedad y  externalización de muchos servicios. En contraposición, destacó que “un turismo de buena calidad es aquel que retribuye de forma justa y en nuestro país estamos un 30% por debajo del nivel de retribución internacional, lo cual hace difícil retener el talento”.

Agustí Colom, regidor del Ayuntamiento de Barcelona, afirmó que la calidad del personal “afecta de forma relevante al producto”, y añadió que “desde el punto de vista de la ciudad tenemos 75.000 trabajadores asalariados en régimen general de la Seguridad Social y  86.000 autónomos. Desde el 2008 al 2015 ha habido una evolución en la ciudad de afiliaciones en aumento por el  incremento turístico. Hay un cierto paro pero lo que ha habido es una divergencia en el sector, que ha crecido a pesar de la crisis”.

Respecto a  la externalización del personal considera que se ha producido “la aparición de empresas multiservicios que deterioran de forma significativa las condiciones de los trabajadores, que rompen incluso la lógica de las empresas de trabajo temporal. Tener trabajadores mal pagados afecta a la prestación de los servicios de la empresa”.  En  cuanto a la formación, señaló que “es un elemento que ha ido creciendo y también la formación continuada” con decenas de centros de formación profesional y escuelas existentes.

Por su parte, Pere Chias, presidente del Gremi de Restauració de Barcelona, señaló que “trabajamos para tener el confort de todas las personas: el cliente externo y elcliente interno, que es el trabajador”.  A nivel económico mostró su satisfacción destacando que “la ciudad de Barcelona tiene el convenio más alto de toda España. El sueldo son 1.450 euros netos de media, mientras que en Madrid no llegan a 1.000 euros, es importante tenerlo en cuenta.”

3153__295

Por otro lado, señaló que “el convenio de la ciudad es compartido con el del Gremi d’Hotels de Barcelona. A partir de enero de 2017 intentaremos separarnos, para que la restauración tenga su convenio en exclusiva”.

Agnès Rodríguez, de la Asociación de Guías de Turismo de Catalunya AGUICAT,  manifestó que “los guías somos la cara visible y es el recuerdo que se llevan los turistas”. Recordó que en el año 1998 la Generalitat de Catalunya creó la figura del guía oficial y que actualmente, hay una situación de liberalización, “la calle es libre pero todavía la ley indica que quién puede realizar tours guiados dentro de los monumentos que son los guías oficiales para que la  información sea veraz. Al final, se trata de vigilar para que nuestra cultura se continúe explicando con una calidad mínima”.

El último de los ponentes, Santiago Torrent, secretario de la joven asociación MITS, Mobilitat i Turisme Sostenible de Barcelona, declaró que “es un sector que tiene como característica principal la estacionalidad de la temporada y la flexibilidad horaria”. Destacó que son un sector pequeño “que necesita regulación tanto en el uso del espacio público como desde el punto de vista laboral”. En este sentido, sobre la regulación del espacio público, el regidor Agustí Colom intervino después revelando que  “muchas veces se le atribuyen al turismo males que no le corresponden. El tema de la movilidad no es del turismo sino de la propia ciudad”.

Amenazas y oportunidades

Agustí Colom afirmó que el Ayuntamiento de Barcelona está ultimando un Observatorio de Turismo, conjuntamente con Turismo de Barcelona “con el objetivo de mejorar las estrategias de la obtención de información”.  Asimismo,  recordó elacuerdo firmado por elAyuntamiento con la Cámara de Comercio y los sindicatos a finales del año pasado “para que sindicatos y patronales mejoren las condiciones laborales”.

Finalmente, apuntó que Barcelona está acreditada con la certificación Biosphere de destino de turismo responsable y en palabras del regidor del ayuntamiento y apuntó que su objetivo es seguir trabajando en esta línea “no sólo teniendo en cuenta la parte medioambiental sino social y económica, para mejorar los estandards a nivel social” .

Para Pere Chias, “la amenaza más importante es la temporalidad y también saber por parte de la Administración el proyecto de futuro de turismo en la ciudad, si será como hasta ahora con un crecimiento sostenido, pasando crisis pero aguantando. Tenemos una Administración nueva con unos criterios diferentes. La ciudad de Barcelona es un motor potente y este sector del turismo aporta un 12-15 por ciento del PIB”.

Suscríbete a nuestro Newsletter