Una empresa española, inMediaStudio, ha desarrollado la primera experiencia de inmersión virtual de buceo bajo el hielo, que presentó en el stand de la Escuela de Buceo y Biología Marina ZOEA durante la octava Edición de la feria Dive Travel Show.

La experiencia, que causó gran expectación, combinaba las gafas de realidad virtual con una plataforma oscilante y una cuerda interactiva para avanzar en la inmersión.

Alrededor de 300 personas se atrevieron a sumergirse por primera vez de esta manera tan innovadora en la que además un instructor virtual, gracias a sonido envolvente, indica al usuario cómo vivir la experiencia de la mejor manera posible.

De esta forma, el usuario se adentra en el agua helada combinado con el movimiento hacía adelante que lo coloca en la posición correcta. Además, la correspondencia del movimiento entre las manos virtuales que sujetan la cuerda y las reales hace que la experiencia adquiera un mayor realismo.

Este es un ejemplo de cómo las empresas y destinos del sector turístico pueden utilizar la realidad virtual como fórmula de promoción, tanto de sus localizaciones como de todo tipo de oferta cultural y deportiva.