La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) ha anunciado que mantiene su oposición al proyecto New Gen ISS de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés). Oposición que viene motivada por suponer una ruptura, por parte de la Asociación, de las relaciones contractuales establecidas con las agencias de viajes ya acreditadas y también porque el proyecto se ha desarrollado de forma unilateral.

Así, para CEAV se trata de un plan que, una vez más, IATA ha desarrollado unilateralmente, ya que fue presentando ante el Consejo Unificado del Programa de Agencias (APJC) cuando las bases y las principales características del mismo ya habían sido aprobadas por la Conferencia de Agencia de Pasajeros (PAConf), un organismo integrado exclusivamente por aerolíneas. Además, a este hecho hay que sumarle el manifiesto desinterés de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional en mantener una reunión sobre el New Gen ISS con la Confederación. Y es que, tras la presentación oficial llevada a cabo por IATA el pasado 24 de noviembre, CEAV ha intentado, en múltiples ocasiones, concertar una reunión con esta asociación con el objetivo de recabar información adicional sobre el proyecto, y este encuentro no ha llegado a celebrarse por la negativa de IATA.

Por otra parte, la Confederación entiende que no se trata de una simple modificación o modernización, según se afirma por parte de IATA, de las actuales resoluciones o de la operativa actualmente establecida para la acreditación de las agencias de viajes. En opinión de CEAV el proyecto New Gen ISS va mucho más allá suponiendo una ruptura unilateral por parte de IATA de las relaciones contractuales establecidas con las agencias de viajes ya acreditadas, pues obliga a las mismas a solicitar una nueva acreditación. Todo ello en base a unas normas que la Asociación de Transporte Aéreo Internacional pretende imponer de manera unilateral.

Proyecto New Gen ISS

El proyecto New Gen ISS, que se encuentra en su última fase de desarrollo y previsiblemente entrará en vigor en enero del 2017, se basa en cuatro puntos principales:

1 – Tres nuevos niveles de acreditación, incluyendo: Acreditación estándar sin posibilidad de pago en efectivo, acreditación estándar con posibilidad de pago en efectivo y con un límite de crédito; y acreditación en varios países con límite de crédito. Esto es para que agentes grandes como OTAs o consolidadores no necesiten acreditación en cada país y les sirva una sola acreditación.

2 – Un nuevo sistema de pago: Easy pay. Este sistema supone que el importe del billete queda bloqueado en la cuenta del agente en el momento en el que se autoriza la emisión del billete.

3 – Un nuevo sistema de gestión del crédito.

4 – Un nuevo esquema de seguro financiero.

Más información sobre el proyecto.