Nacieron entre la década de los 80 y 90. Se caracterizan porque alcanzaron la madurez con la coincidencia del cambio de milenio. Se trata de los millennials, también conocidos como Generación Y, un nuevo segmento de clientes que irrumpe con fuerza en el mercado turístico con su disruptiva visión de la realidad y sus nuevas formas de comunicarse con el entorno. Su concepción del mundo está influida por la digitalización y por el rápido proceso de evolución que ha tenido lugar durante las últimas décadas.

Meliá es consciente de que el mercado turístico se encuentra sometido a un alto grado de segmentación. Las nuevas tecnologías son en gran parte, aceleradoras de este proceso y contribuyen a la creación de perfiles de cliente mucho más específicos y que demandan experiencias personalizadas, hechas a la medida de sus preferencias. 

Así, en 2014, la marca vacacional por excelencia Sol Hotels & Resorts se renovó por completo, dando lugar a 4 nuevos conceptos, en respuesta a la segmentación de la demanda: Sol Hotels, que representa el turismo convencional de sol y playa con un alto componente familiar; Sol Katamandu, una mezcla de alojamiento y parque de atracciones; Sol Beach House, con ambientación hippie-chic combinada con toques de modernidad, reinventando el concepto de “tu casa en la playa”; y por último, Sol House, una propuesta que quiere revolucionar la clásica estancia en un hotel para adaptarla a los millennials.

Aparte de la creación de submarcas vacacionales, en el marco del proceso de digitalización de la compañía, Meliá Hotels International ha sido la primera compañía en desarrollar un Tweet Experience Hotel. Se trata del Sol Wave House, en Magaluf. Con las redes sociales como eje central de su apuesta, este hotel orientado específicamente al target de los millennials permite a los huéspedes hacer todo tipo de gestiones dentro del establecimiento vía Twitter: reservar una cama balinesa junto a la piscina, solicitar la recarga del minibar, comunicarse con otros usuarios del hotel… Toda una revolución en el atomizado mercado turístico.

Los millennials son, por lo tanto, una nueva generación de consumidores potenciales con unas características determinadas que conviene conocer, y para los que es necesario crear productos adaptados a sus preferencias y necesidades con el fin de satisfacer su demanda y conseguir así el elemento diferenciador que distinga a la compañía por su oferta segmentada.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad