El pasado jueves la Comisión Europea publicó una comunicación en la que establece las directrices sobre cómo aplicar la legislación Europea a lo que se ha venido a llamar economía colaborativa. En este documento, que no es vinculante, se ha de entender como una comunicación a los estados miembros para que ordenen, no prohíban, los modelos de negocio surgidos de la economía colaborativa, ya que muchos han dejado de ser negocios entre particulares para convertirse en actividades económicas empresariales.

CEHAT ha publicado a su vez un comunicado donde afirma que el documento de la Comisión Europea ve reflejadas así sus demandas de una regulación eficiente, ya que en ningún momento se ha pretendido prohibir estos modelos de negocio sino la exigencia de igualdad de condiciones para la oferta reglada y los nuevos actores económicos.

Los hoteleros Españoles apoyan el enfoque de que los proveedores de servicios que los ofrecen de forma permanente deben considerarse comerciantes y sus actividades deben ser consideradas como actividades empresariales. Asimismo CEHAT  ve consolidada la petición de los requisitos de acceso al mercado, pues la comunicación establece que pueden incluir las obligaciones propias de autorizaciones de negocios, licencias o incluso requisitos de normas y/ o estándares de calidad mínima (por ejemplo tamaño de habitaciones, tipos de coches etc. ).

Sin embargo, los hoteleros Españoles “echan en falta que haya normas que claramente indiquen la responsabilidad de las plataformas ya que al final son las que facilitan el intercambio de bienes y servicios y considera que sigue existiendo la necesidad de clarificar e identificar las actividades comerciales ya que es del todo reprobable que sean las plataformas las que decidan la colaboración con las administraciones. Es por ello por lo que la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) interpreta que será cada estado el que decida la calificación de las plataformas profesionales, la propia comunicación establece que hay determinados indicios que pueden determinar, si una plataforma y los servicios que se ofrecen son profesionales; frecuencia de los servicios, ánimo de lucro del proveedor del servicio, nivel de facturación, etc”.

CEHAT considera que la Comisión Europea “se equivoca cuando considera que la economía colaborativa tiene una gran potencial en la creación de empleo, ya que ha quedado demostrado que el efecto es justamente el contrario y estas actividades conducen a   la desaparición del empleo estable y con condiciones laborales regladas. Asimismo, la Comisión Europea debe enfocarse más en darles a todos los participantes en el mercado un sistema de reglas homogéneo y no a aplicar estándares distintos para la protección del consumidor”, en opinión de CEHAT. 

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad