Cuando TripAdvisor anunció el lanzamiento de Instant Booking hace ahora ya un par de años, las agencias contuvieron el aliento. No en vano, el camino tradicional para los usuarios conducía de la metabúsqueda en TripAdvisor a la finalización de la reserva, generalmente en Booking.com o Expedia.

Ahora, la compañía ha completado el lanzamiento mundial de Instant Booking que, como bien es sabido, permite a los usuarios completar la reserva sin salir en ningún momento del entorno de TripAdvisor. A cambio, se paga una comisión por adquisición que varía ente el 12 y el 15 por ciento, en función de la visibilidad contratada.

De esta forma, TripAdvisor ha adoptado un modelo de negocio nuevo que le acerca a las agencias online, aunque cualquier portavoz de la compañía negará la etiqueta de OTA, del mismo modo que hace Google con su herramienta de reserva directa, Book on Google.

En cualquier caso, OTA o no OTA, gracias al acuerdo alcanzado el pasado mes de octubre con Priceline, más de la mitad de los hoteles anunciados en TripAdvsor se pueden reservar directamente, un número que crecerá aún más si, como se sospecha, Expedia entra también a lo largo del año. En este momento, de hecho, Booking.com copa los resultados que aparecen en Instant Booking, acaparando más de la mitad del listado.

Fuente: Skift
Fuente: Skift

Hasta el momento, la buena repercusión de Instant Booking no ha tenido un reflejo en los resultados de la compañía, que en el primer trimestre de 2016 ha visto reducido su beneficio en un 3 por ciento, así como el beneficio específico por hotel, que se ha disminuido un 24 por ciento.

En cualquier caso, el futuro éxito de Instant Booking depende en parte de un cambio de comportamiento del usuario ya que, como reconoció Steve Kaufer, CEO de TripAdvisor, durante la conferencia Phocuswright Europe, aún va a ser necesario un tiempo para acostumbrar a los consumidores a realizar la búsqueda y compra de viajes en la misma plataforma.

Oportunidad o amenaza para las OTAs, esto es algo que se develará en el futuro, pero por el momento la relación histórica entre el metabuscador y las agencias hace pensar que, al menos de momento, ambas partes buscarán un beneficio mutuo.

Más información en Seeking Alpha.