Segittur ha entregado al Ayuntamiento de Lloret de Mar la hoja de ruta para su progresiva conversión en Destino Turístico Inteligente, proyecto que se enmarca en el Plan Nacional e Integral de Turismo (PNIT)  del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Esta hoja de ruta es el resultado de una auditoria y un informe diagnóstico previo en los que se ha analizado la situación de Lloret de Mar desde los distintos ejes de actuación que conforman un destino inteligente, que abarcan desde la tecnología a la accesibilidad, pasando por la sostenibilidad y la innovación.

Para ello, técnicos de SEGITTUR se reunieron con 29 interlocutores de 15 áreas del Ayuntamiento, visitaron 5 emplazamientos y analizaron 4 aplicaciones móviles y 3 portales webs.

El informe destaca que Lloret cuenta con varias iniciativas vinculadas con la tecnología en el destino como el Sistema de Información Geográfica, disponible en 5 idiomas, el programa informático OTGest para mantener un registro de visitantes, Salesforce como herramienta de CRM. A lo que se suman tres portales de promoción y un buen posicionamiento de la marca en redes sociales de la web de promoción turística.

En cuanto a la sostenibilidad, el informe valora iniciativas como el Centro de Tratamiento de Residuos Municipales, la implantación del Sistema Integral de Calidad Turística en Destinos (SICTED) y el Plan de Acción Sostenible Local (PALS).

Respecto a la accesibilidad, subraya que el Plan Estratégico de Turismo, cuenta con un subprograma denominado “Lloret de Mar, destino accesible”, lo que muestra el interés del destino por este aspecto.

En cuanto a las recomendaciones establecidas en la hoja de ruta cabe destacar las siguientes: creación y puesta en marcha de un Sistema de Inteligencia Turística para la captación y gestión de datos, creación de Smart grids energéticas y mejora de la conectividad física y de datos.

En el documento también se propone mejorar la señalización de los puntos turísticos utilizando las nuevas tecnologías, así como la necesidad de dimensionar los efectos del turismo sobre los recursos naturales con el objetivo de que sea sostenible, la elaboración de un plan de desestacionalización y aumentar la difusión de la accesibilidad de las playas.

En definitiva, Lloret ha dado sus primeros pasos para su conversión en Destino Turístico Inteligente, lo que le generará una serie de ventajas competitividad que no sólo revertirán en beneficio del sector, sino que impactarán en otros sectores contribuyendo a incrementar las rentas del territorio.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Al suscribirte al newsletter aceptas la política de privacidad