Entre 2009 y 2014, el número de personas que viven en el primer distrito de París, un pequeño distrito turístico que incluye al Louvre, cayó un 5 por ciento. Otros tres barrios en el corazón de la ciudad –los distritos 2, 4 y 8– registraron disminuciones similares de población durante ese período, según datos publicados el 2 de enero por Insee, el Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos de Francia. En toda la ciudad, la población disminuyó en 13.600 personas, alrededor del 0,6 por ciento. Para París el culpable no es otro que… Airbnb, según informa Quartz.

La alcaldía de París atribuyó la caída de la población urbana a la disminución de la tasa de natalidad, pero también a un aumento de segundas residencias, en particular las alquiladas estacionalmente a los turistas. Mientras tanto, el primer alcalde del distrito, Jean-François Legaret, dijo a Le Parisien que Airbnb “ha sido una catástrofe para el centro de París”.

paris-population-insee

París y Airbnb tenían ya una complicada relación. La capital francesa es el segundo mayor mercado de Airbnb detrás de la zona metropolitana de la ciudad de Nueva York en términos de alojamientos, según Airdna. El primer teniente de alcalde de París llamó a Airbnb un “gran ejemplo” de innovación, y en 2015 la compañía organizó su conferencia anual en la ciudad, su primera fuera de San Francisco.

Airbnb también llegó a un acuerdo para recaudar y remitir los impuestos turísticos en París, que se tradujo en 1,17 millones de euros en el cuarto trimestre de 2015.

Pero la ciudad ha permanecido recelosa a la hora de dejar que los alquileres sin control. En enero de 2016, las autoridades de París entraron en apartamentos en los distritos 1 y 6 para identificar a los propietarios que estaban alquilando sus unidades más allá del límite legal de 120 días al año, amenazando a los infractores con multas de hasta 25.000 euros. En marzo, Airbnb dijo que trabajaría con el Ayuntamiento de París para asegurar que los anfitriones siguieran las normas locales.
atlas_h1rqk65sl2x

Airbnb puede enfrentarse a importantes obstáculos jurídicos legales en algunas ciudades sobre su reutilización de apartamentos como habitaciones de alquiler a corto plazo, siendo acusada de perjudicar a las economías locales y contribuir a la creciente inaccesibilidad a la vivienda.

Pero la posición de la compañía como un actor que podría dominar la industria del alojamiento es más fuerte que nunca, según un nuevo informe.

Todavía de propiedad privada y valorada en 30.000 millones, la empresa con sede en San Francisco es ahora la segunda empresa de alojamiento más valiosa, de acuerdo con un informe de Macquarie Research. Pero lo más importante, tiene la mayor cantidad de alojamientos, con más de 3,1 millones de habitaciones.

Tal y como informa Yahoo Finance, la compañía de alojamiento más grande, y la más valiosa, es Marriott, con 1,1 millones de habitaciones. Como una empresa exclusivamente tecnológica, Airbnb puede ejercer de intermediario hasta conseguir un inventario casi infinito.

Para los objetivos de ingresos de la compañía, también es una estrategia inteligente dado que se dirige a dos tipos de clientes: los anfitriones y los invitados.  Airbnb espera alcanzar 10.000 millones de dólares en ingresos para 2020.

21b890f4530351d2b44fe7523791c189

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *