El negocio del transporte requiere de una gran de inteligencia para mantener una ventaja competitiva, por lo que no es sorprendente ver a Uber realizar una adquisición estratégica en el espacio de inteligencia artificial.

La compañía ha adquirido la Geometric Intelligence, una empresa fundada por investigadores académicos con experiencia en inteligencia artificial, y su equipo proporcionará el núcleo para un nuevo laboratorio central de que se establece en la sede de Uber en San Francisco: Uber AI Labs.

Uber está haciendo mucho en términos de machine learning ya a través de su equipo de investigación en Pittsburgh, pero están enfocados específicamente en la resolución de problemas relacionados con la conducción autónoma.

Este nuevo equipo examinará las exigencias de la inteligencia artificial de un modo más amplio, con un enfoque en la investigación que puede tener un impacto en una serie de usos potenciales, incluyendo  la administración de rutas. Es también otra señal de que Uber quiere situarse entre otras grandes tecnológicas como Google, Apple y Microsoft, cuyos intereses van más allá de un solo dominio.

El equipo fundador de Geometric Intelligence incluye al científico cognitivo de la Universidad de Nueva York, Gary Marcus, al profesor de machine learning de Cambridge, Zoubin Ghahramani, al profesor de ciencia de la Universidad de Central Florida, Kenneth Stanley, y al doctorado de NYU en neurolingüística Douglas Bemis. .

Jeff Holden, Chief Product Officer de Uber, señaló en el blog de la compañía que, independientemente de cuál sea el aspecto de los negocios de la empresa, hay un desafío común en “reordenar el mundo real” que representa un “problema de inteligencia de alto orden”. La investigación con seguridad la forma más efectiva de resolver este problema en distintos verticales.

Noticia original en TechCrunch.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *