Probar y aprender, ese es el argumento detrás del fin Villas.com como un producto con marca propia y separada de Booking.com, que ha puesto fin así a una aventura que comenzó en mayo de 2014.

Esto no significa, en ningún caso, que Booking.com renuncie a tener un papel protagonista en el segmento de los alquileres vacacionales. De hecho, la compañía ha insistido en la importancia que da a esta parte de su negocio y ha resaltado siempre la legalidad de los alojamientos incluidos en este producto.

Se trata, sencillamente, de reunir todo el portfolio bajo la propia marca de Booking.com, siguiendo así las tendencias en las costumbres de los usuarios, que prefieren realizar el mayor número de búsquedas y tareas desde una única plataforma o aplicación.

Villas.com comenzó su actividad con casi 150.000 propiedades y fue visto en un principio como la alternativa de Priceline a marcas como HomeAway o Airbnb.

Booking.com ya había agregado gradualmente más alquileres en los años anteriores al lanzamiento de Villas.com, hasta que llegó el momento en que la compañía decidió que tenía sentido crear una nueva marca, con entidad propia, dadas las diferencias entre reservar un hotel y planificar unas vacaciones por parte de los propios usuarios.

Año y medio después del lanzamiento de Villas.com, Expedia, compró HomeAway por 3.650 millones de euros.

Sin ninguna duda, Booking.com tratará de seguir creciendo en el segmento de los alquileres vacacionales. Según ha informado Tnooz, Booking.com ha afirmado que “Villas.com fue lanzado como una plataforma de pruebas para propiedades de alquiler de vacaciones, lo que permitió a los clientes acceder a este tipo de inventario en un solo lugar, al tiempo que permitió a Booking.com un entorno independiente para probar y aprender más sobre la demanda de los clientes, la innovación de productos y las necesidades de los proveedores”.

Los visitantes de Villas.com son ahora redireccionados automáticamente a Booking.com, con el mensaje de que todas las reservas existentes son válidas y los perfiles de clientes para el sitio de alquiler también se aceptan en el sitio de alojamiento principal. En la actualidad hay unos 550.000 hogares y apartamentos disponibles para alquilar, afirma Booking.com.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *