Concur, proveedor de soluciones de gestión de viaje y gastos integrada, ha lanzado un análisis en profundidad basado en un subconjunto de datos de clientes de Concur que representa 77 millones de dólares en gasto Airbnb y más de 320.000 gastos de Airbnb en ocho trimestres.

Los hallazgos mostraron qué industrias y segmentos están impulsando el uso de Airbnb en el viaje empresarial. El uso de Airbnb también mostró un sólido crecimiento a lo largo del tiempo, incluyendo el número de viajeros empresariales que gastaron en alojamientos Airbnb, que creció un 44 por ciento de año en año en el segundo trimestre de 20162.

“Los datos de viaje y gastos de Concur nos muestran que mientras el uso de Airbnb está creciendo en todos los segmentos e industrias, el dinamismo es el más fuerte entre las empresas pequeñas y medianas y en los segmentos de tecnología y educación”, dijo Tim MacDonald, vicepresidente ejecutivo de Productos Globales en Concur. “Aunque el gasto hotelero aún supone la mayor parte del gasto de alojamiento empresarial, hay un incremento en el alojamiento alternativo, especialmente durante las grandes conferencias y eventos”.

Concur descubrió que el número de organizaciones que utilizaban Airbnb aumentaron un 32 por ciento y que el gasto general aumentó un 42 por ciento de año en año, desde el segundo trimestre de 2015 al segundo trimestre de 2016. El gasto de Airbnb medio fue de 242 dólares, pero el coste medio variaba entre las grandes ciudades estadounidenses.

Un análisis más profundo reveló lo siguiente:

Las pequeñas y medianas empresas se encuentran entre los adoptantes más rápidos. Las pequeñas y medianas empresas (hasta 1.000 empleados) aumentaron el gasto en el 38 por ciento de Airbnb en el segundo trimestre de 2016 en comparación con el segundo trimestre de 2015. De media, las pequeñas y medianas empresas gastaron 2.800 dólares en estancias en Airbnb en el segundo trimestre de 2016, mientras un pequeño número de organizaciones gastaron más de 20.000 dólares en el mismo trimestre.

El uso hotelero y el gasto están aún en crecimiento. El uso de las grandes cadenas hoteleras creció de año en año, pero a un ritmo sustancialmente menor que Airbnb. En el segundo trimestre de 2016, el gasto de viajes empresariales total en grandes hoteles fue más de 250 veces mayor que el gasto empresarial en Airbnb.

Las compañías de tecnología no son las únicas que utilizan Airbnb. Mientras aumenta la adopción de Airbnb, la base de usuarios se está diversificando. El sector académico es ahora un importante impulsor del gasto de viaje empresarial en estancias Airbnb. En el segundo trimestre de 2016, seis de los 20 principales gastadores en Airbnb fueron universidades mientras ocho de los 20 principales gastadores en Airbnb fueron compañías de tecnología.

Los viajeros empresariales pueden combinar trabajo y exploración. Desde el tercer trimestre de 2014 al segundo trimestre de 2016, se gastó más dinero en estancias en Airbnb en San Francisco que en cualquier otra ciudad. Mientras tanto, Londres estuvo estable en el número dos en el marco temporal de dos años, seguido de Nueva York, Los Ángeles, París, Austin, Seattle, Washington, D.C., Chicago, y Sydney, ilustrando un creciente cambio en la manera en que los empleados enfocan el viaje empresarial. Los viajeros empresariales podrían ver a Airbnb como una oportunidad rentable de explorar los barrios pintorescos de la ciudad que están más allá de la distancia a pie desde los grandes hoteles.

Las grandes conferencias son un impulsor. Si observamos el volumen diario de gastos de Airbnb, las reservas aumentan drásticamente en San Francisco durante la conferencia anual de Dreamforce en Salesforce.com celebrada en octubre. De hecho, el uso de Airbnb fue seis veces mayor que la media durante la conferencia Dreamforce 2015. Austin se clasifica en el número tres en el gasto de Airbnb globalmente durante el primer trimestre de 2015 y 2016, que se corresponde con el sur por suroeste. Sin embargo, se clasifica significativamente más abajo para cualquier otro trimestre en la ventana de dos años.

Airbnb y HomeAway responden a las multas en Barcelona

La semana pasada, el ayuntamiento multó con 600.000 euros a Airbnb y HomeAway por hacer publicidad de alojamientos compartidos que operan sin la licencia del gobierno local. La respuesta de ambas compañías a esta acción no se ha hecho esperar.

HomeAway ha lamentado la “reacción desproporcionada de los funcionarios municipales de Barcelona, ya que la multa es contraria a la legislación europea creada para vigorizar el desarrollo normal del comercio electrónico y las plataformas de alquiler de vacaciones”. En declaraciones a Tnooz, HomeAway asegura que “lejos de lo que el ayuntamiento parece sugerir, las plataformas como HomeAway representan el futuro de la industria del turismo y proporcionan transparencia y garantía a los consumidores como nunca antes habían disfrutado”.

Airbnb también ha manifestado su decepción con esta decisión y su intención de apelar la multa. “Airbnb es parte de la solución en Barcelona. Queremos ser socios de las ciudades y seguiremos buscando proactivamente la colaboración con Barcelona para mantener este diálogo y apoyar a las personas habituales que comparten sus hogares”.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *