La presentación el pasado jueves de Trips, el nuevo lanzamiento de Airbnb, ha puesto en alerta a un nuevo y poderoso aliado para los hoteles en su lucha contra el ya gigante tecnológico: las agencias de viajes.

Y es que Trips ampliará la actividad de Airbnb mucho más allá del alojamiento, afectando a las actividades en destino, las guías turística y, en un futuro, posiblemente la reserva de vuelos. En principio, no es muy distinto de lo que ya ofrecen Kayak, Expedia… pero, como siempre que se habla de Airbnb, entra en juego la cuestión legal de sus proveedores, ya que esas experiencias locales no estarían necesariamente en manos de un guía local con la formación y documentación legal necesaria para ejercer como tal.

Ampliar la experiencia y su radio de acción es el objetivo de la nueva aplicación de Airbnb. Además de reservar lugares para alojarse, los anfitriones y los locales pueden ofrecer diferentes tours, eventos, etc.. El objetivo, dijo el presidente ejecutivo Brian Chesky en durante la presentación, es ofrecer a los viajeros orientación sobre lo que se supone que deben hacer cuando finalmente llegar a sus destinos. Chesky afirmó que la compañía lleva dos años trabajando en este proyecto, del que ya apareció una versión en beta el pasado mes de junio.

Airbnb, más allá de eso, parece estar tratando de capturar la experiencia completa de viaje hasta reservas de restaurante. Los usuarios también pueden navegar en sus viajes anteriores. Del mismo modo, cuando se reserva algo, la reserva se introduce en un itinerario (lugares, experiencias o encuentros, por ejemplo) y los usuarios básicamente pueden consultar en su teléfono qué hacer a continuación mientras viajan.

Ir más allá de la experiencia de reserva va a ser doblemente importante para Airbnb, ya que sigue afrontando una creciente presión por parte de los reguladores. El mes pasado, Airbnb demandó a la ciudad de Nueva York por una legislación que haría ilegal anunciar alojamientos que legalmente no se pueden alquilar por menos de 30 días.

En cualquier caso, la expansión de Airbnb provocará que otros sectores implicados en la industria de los viajes, y no sólo el alojamiento, vean con recelo esta nueva aplicación y la actividad de la compañía.

Información de apoyo: TechCrunch.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *