Sencillamente presenciar el roll coll a primera hora de la mañana en el que los profesores de Les Roches pasan revista a sus alumnos y cuidan de que cada detalle roce la perfección,  da una idea de la seriedad con la que Les Roches Marbella se toma el reto de estar a la altura de las mejores escuelas de alta dirección hotelera situadas en Suiza o Estados Unidos. Tanto es así que empresas de otros sectores, como la propia Apple, pescan entre los graduados de Les Roches para contar con los mejores profesionales del servicio al cliente.

El pasado martes tuvimos la oportunidad de visitar in situ las instalaciones de Les Roches Marbella y entrevistar a su CEO, Carlos Díez de la Lastra, quien nos dio su visión sobre el nuevo perfil de hoteleros que necesita el sector y la importancia de retener el talento dentro de nuestras fronteras.

Esa es precisamente una de las principales preocupaciones del CEO de Les Roches, la gran intensidad con la que empresas de fuera de España luchan por atraer el mejor talento mientras que, en nuestro país, aún no es la prioridad para todas las compañías del sector.

Estudiantes de más de 70 nacionalidades estudian cada año en Les Roches, donde afrontan un grado de tres años y medio y diversas opciones de posgrado para convertirse en futuros directores de hotel, aunque por el camino aprenden a gestionar y trabajar en todos los departamentos, desde la recepción hasta la cocina, pasando por el mantenimiento y limpieza de las habitaciones.

Según de la Lastra, el nuevo perfil de hotelero requiere un gran dominio de la tecnología y una gran capacidad para tomar decisiones en el menor tiempo posible. En el caso de la tecnología, admite que no es tan importante el dominio de herramientas como una sabia elección de aquellas que realmente van a ser útiles en el día a día del hotel.

2Z5A0562.jpg

Por otra parte, el CEO de Les Roches Marbella afirmó con rotundidad que, desde el propio centro, se anima a los estudiantes a emprender sus propios negocios. De hecho, más del 30 por ciento de los graduados se convierte en emprendedor una vez terminados sus estudios.

En este sentido, de la Lastra asegura que hay dos tipos de emprendedores entre sus alumnos: aquellos que demuestran desde el principio una gran iniciativa empresarial y otros que esconden un “emprendedor latente”. En este último caso, la constancia mezclada con un espíritu emprendedor que aparece durante sus estudios es, para el director del centro, una de las mayores satisfacciones.

El grado en dirección hotelera se distribuye en siete semestres, siempre impartidos en inglés. Dos de los semestres consisten en prácticas en hoteles. Durante las prácticas, a las que deben acceder pasando las pertinentes pruebas de selección por parte del hotel, son evaluados por el establecimiento de destino, mientras que continúan con su formación online.

Más allá de la tradicional titulación en Alta Dirección Hotelera, los alumnos que se encuentran trabajando pueden acceder a un máster ejecutivo que se celebra los fines de semana. Asimismo, la escuela ha puesto en marcha una nueva titulación enfocada a la gestión del turismo de lujo, para el que el centro invita a profesores externos de empresas como Louis Vuitton.

2Z5A0238.jpg

Juan Daniel Núñez es editor de SmartTravelNews, el primer medio online en español especializado en innovación y tecnología para el sector turístico y de los viajes.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *