El turismo de lujo es un sector que cada vez está ganando más terreno en nuestro país, y no sólo en las grandes ciudades como Barcelona o Madrid, donde se concentra la mayor parte del turismo que viaja por negocios. La Costa del Sol, y concretamente Marbella, se posiciona como uno de los destinos que más turistas “cinco estrellas” han atraído este año en España.

Según datos del INE, entre los meses de junio y septiembre llegaron a Marbella 333.706 visitantes, lo que supone un aumento del 6,21 por ciento con respecto al año pasado. Y buena parte de los turistas que visitan Marbella tiene un poder adquisitivo muy alto. En 2015, la ciudad facturó 1.564 millones sólo en bienes y servicios de alta gama.

Ana Lucía Alonso, directora de marketing de Ocean Club Marbella, cuenta cómo es el perfil del turista de lujo que visita la ciudad, qué demanda y cuáles son las claves que han convertido a Marbella en uno de los destinos más elegidos este año por este tipo de turista: “El turista de lujo busca atención personalizada, máxima discreción y poder divertirse tanto si viene con amigos como si viaja con toda la familia. Es un visitante que quiere invertir su dinero en productos locales de primera calidad, que disfruta de la gastronomía típica de la zona y que exige una oferta variada y exclusiva. El trato personalizado es lo que marca la diferencia y lo que fideliza a este tipo de turista”.

De los más de 330.000 turistas que visitaron este verano Marbella, un 74% fueron extranjeros. “En los últimos años hemos notado un fuerte incremento de los turistas procedentes de los Emiratos Árabes. Vienen muchas familias y también grupos de amigos que quieren disfrutar de experiencias únicas y aprovechar al máximo su estancia en la ciudad, sin preguntar cuánto les va a costar. El verdadero lujo consiste en vivir experiencias exclusivas, diseñadas a medida, comenta Ana Lucía Alonso.

En los últimos años la ciudad se ha volcado con el turismo de lujo y su oferta cubre todo lo imaginable. Desde rutas privadas en yate para ver la ciudad desde el mar, disfrutar de un torneo en cualquiera de sus campos de golf, montar a caballo, dar un paseo en helicóptero o disfrutar de una tarde de compras en el exclusivo paseo de Puerto Banús, hasta planes para todos los bolsillos como practicar senderismo por Sierra Blanca. Además, Marbella presume de ser una de las ciudades más seguras del mundo.

La oferta gastronómica es otro de sus puntos fuertes. Además de sus cinco estrellas Michelin, la ciudad cuenta con multitud de establecimientos donde se pueden degustar platos de todos los rincones del mundo, así como la cocina andaluza tradicional, muy solicitada por los turistas que visitan la ciudad.

Por último, el alojamiento es también un factor de peso para el turista de alto poder adquisitivo. Muchos eligen Marbella por el amplio abanico de posibilidades de alojamiento que ofrece, y es que se trata de la ciudad con mayor número de hoteles cinco estrellas y gran lujo de toda Andalucía. “Sin embargo, –comenta Ana Lucía Alonso– quienes de verdad buscan exclusividad no sólo tienen en cuenta estos establecimientos, sino también las asombrosas villas privadas y mansiones que se pueden alquilar en Marbella”.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *