Toyota Motor Corporation (TMC) establecerá una Plataforma de Servicios de Movilidad —Mobility Services Platform (MSPF)— para colaborar con varios proveedores de servicios, así como compañías de seguros telemáticas. Ante la proliferación y la popularidad de los servicios de movilidad, como los de vehículos compartidos, la MSPF de Toyota sumará diversas funciones de apoyo a los servicios de movilidad e impulsará el Toyota Smart Center (TSC), el Toyota Big Data Center y los servicios financieros relacionadasos.

Recientemente, Toyota ha desarrollado funciones separadas por actividad, como sistemas de gestión de vehículos y programas de leasing, para ofrecérselas a los proveedores de servicios de movilidad. La MSPF de Toyota acumulará y abarcará todas esas funciones. De cara al futuro, cuando Toyota se asocie con proveedores de servicios de movilidad, el proveedor podrá seleccionar y utilizar funciones en la MSPF para ofrecer servicios más prácticos y adaptados a los usuarios.

Para fomentar un servicio de vehículos compartidos basado en la MSPF, Toyota ha desarrollado una caja de llave inteligente —Smart Key Box (SKB)—, que se puede colocar en un vehículo sin necesidad de modificación alguna. Permitirá que los usuarios de vehículos compartidos puedan abrir y cerrar las puertas del coche, además de arrancar el motor, únicamente con su smartphone. Se trata de una forma más segura y protegida de alquilar y compartir vehículos.

Una aplicación de smartphone recibirá los códigos para acceder al dispositivo SKB que el usuario del vehículo asignado tenga colocado en el mismo. Al acercar el teléfono móvil al vehículo, los códigos se autentican con la SKB mediante comunicación Bluetooth de Baja Energía —Bluetooth Low Energy (BLE)— y el usuario puede utilizar la llave con el smartphone, con un funcionamiento similar al de una llave inteligente (smart key) convencional. El momento y el periodo durante el que el usuario puede acceder a la SKB es establecido y gestionado por el TSC, en función de la reserva del vehículo.

En los servicios tradicionales de vehículos compartidos, los usuarios disponen de llaves compartidas, físicas, a través de una caja en la consola del vehículo o mediante un dispositivo de comunicación específico conectado con la Red de Área del Controlador —Controller Area Network (CAN)—. Estos métodos tradicionales presentan margen de mejora.

Mediante la MSPF y la SKB, Toyota llevará a cabo un programa piloto con la empresa estadounidense de vehículos compartidos Getaround. Comenzará en enero de 2017 en San Francisco (California). Para respaldar esta colaboración, la Mirai Creation Investment Limited Partnership, una fundación en la que Toyota tiene participación, realizó una inversión estratégica en Getaround el pasado mes de octubre. Durante el programa piloto, Toyota y Getaround explorarán las ventajas y la comodidad de la SKB en los servicios de vehículos compartidos.

Por su parte, Toyota Financial Services Corporation (TFSC) desarrollará un nuevo producto financiero cuyo usuario podrá utilizar los ingresos generados a partir del servicio de vehículos compartidos para pagar el coste del leasing. El propósito es incrementar el número de vehículos para compartir de una forma más práctica y atraer a nuevos usuarios a estos servicios de movilidad.

A partir de los resultados del estudio, Toyota se planteará el uso de la MSPF para otros servicios de movilidad en Japón, como el alquiler de vehículos sin mediación humana. Toyota Connected Inc., una empresa de alcance mundial de Toyota con sede en Estados Unidos y centrada en la conectividad, desarrollará y operará la MSPF.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *