Cuando se trata de Google, es difícil predecir sus próximos movimientos. ¿Tendrá en mente vincular todos sus productos de viaje y convertirse en una agencia online para competir con Expedia, el grupo Priceline y, cada vez más, Ctrip?

¿Por qué Google querría convertirse en una OTA cuando su actual volumen de negocio de publicidad de viajes –incluyendo todos aquellos enlaces pagados que dominan sus páginas de resultados de búsqueda– probablemente generen más ingresos que Priceline, TripAdvisor y Ctrip juntos?

En un informe elaborado por el medio especializado Skift sobre el alcance del actual negocio de publicidad de viajes de Google se concluye que generaría por lo menos cerca de 11.000 millones de euros en ingresos a partir de sus anunciantes en lo que va de 2016, con cerca de 6.000 millones provenientes de sus clientes en el sector de los viajes: Priceline, Expedia, TripAdvisor y Airbnb, principalmente.

Para tener una idea del alcance de los ingresos proyectados por Google, se puede comparar con los ingresos de 2015 de las cuatro principales empresas de viajes online que cotizan en bolsa: The Priceline Group (8.315 millones de euros), Ctrip (1.446 millones) y TripAdvisor (1.355 millones).

Así, los ingresos existentes de Google de sus anunciantes de viajes ya es considerablemente mayor que los de Priceline Group, es aproximadamente el doble del tamaño de Expedia y genera más ingresos de publicidad de viajes que los de Expedia, Ctrip y TripAdvisor juntos, según este análisis.

Si Google se convirtiera en una OTA como tal, alienaría aún más a sus principales anunciantes, a saber, el grupo Priceline y Expedia, y los próximos y futuros, como Airbnb, y poner en peligro una parte de sus ingresos por viajes.

TripAdvisor y Yelp ya están muy recelosos en Google, pero realmente no tienen otra opción que usar Google para su publicidad. Del mismo modo, las compañías de viajes más grandes tendrían que seguir usando Google para su publicidad, al menos por un tiempo, porque Google es el actor más importante en las búsquedas, pero algunas compañías, incluyendo Expedia, están intentando fervientemente diversificar su gasto en Facebook y otras plataformas de medios sociales.

El temor de que Google pueda comenzar a realizar transacciones de viajes por su cuenta está permanentemente en la mente de sus rivales porque Google tiene la mayoría de las piezas -menos el personal de soporte al cliente- para montar una agencia de viajes online con un  servicio completo.

La cartera de viajes de Google ya incluye Google Flights; Google Hotel Ads; Book on Google, Google Maps, los comentarios de hoteles y restaurantes y contenido adquiridos de Frommer’s y Zagat, las calificaciones de hoteles de TrustYou, el sistema operativo móvil Android, un planificador de viajes (Destinations), la función de guía de viaje en el escritorio y en la web móvil, así como la nueva aplicación de Google Trips para la gestión de itinerarios de vuelos y hoteles, además de tours y recomendaciones de actividades.

Está claro que Google tiene todas las cartas de la bajara pero, ¿cuál será su siguiente jugada?

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *