La información es poder. Bajo este lema, la compañía Liligo ha buceado entre miles de datos para encontrar el momento óptimo para reservar un vuelo al precio más económico. Su equipo de big data ha investigado las mejores ofertas para una lista de ciudades favoritas con el objetivo de conocer cuándo reservar un vuelo más barato, con qué aerolínea y desde qué aeropuerto. Todos estos datos permitirán que el viajero pueda planificar y ahorrar lo máximo posible en sus viajes.

Según el comparador, esperar una oferta de último minuto puede ser muy arriesgado. Reservar en el último momento un vuelo para vacaciones de Navidad puede resultar 2,8 veces más caro (como es el caso de Madrid-Roma cuyo precio medio se incrementa en un 181% en diciembre). Por el contrario, si se reserva con anticipación es posible conseguir ahorros significativos. Por ejemplo, reservar un vuelo con nueve meses de antelación puede ser 700 euros más barato si lo comparamos con lo que nos costaría un billete en el último minuto para un vuelo de larga distancia (por ejemplo, un Barcelona-Tokio en verano).

Pero anticiparse mucho también puede ser contraproducente: en algunos casos, reservar muy pronto no es la mejor estrategia ya que muchas veces los billetes son más caros cuando faltan muchos meses para el vuelo. Hacer una reserva en enero para Semana Santa (con 3 meses de anticipación) puede ser más económico que si se realiza en octubre (con 6 meses de anticipación). Por ejemplo, comprar un billete para volar desde Bilbao a Londres en enero cuesta de media 152 euros; hacerlo en octubre, en cambio, sale por 175 euros.

Viajar durante el período de vacaciones de verano será siempre más caro; lo mismo ocurre en Navidad y durante Semana Santa. Por lo tanto, la anticipación a la hora de reservar no es igual para todos los períodos de vacaciones, por lo que los siguientes consejos son necesarios para encontrar los mejores precios.  Las vacaciones de verano necesitan planificarse con mucho tiempo para encontrarlas a buenos precios. Ahora es el momento para reservar para el próximo agosto. Por ejemplo, volar a los Ángeles en agosto si se reserva en octubre puede resultar un 59 % más económico. En general, la mejor manera de ahorrar en las vacaciones de verano es reservar los vuelos al comienzo del año o al menos con 6 meses de antelación.

Lo mismo ocurre para las vacaciones de Navidad. Reservar con anticipación permite encontrar muy buenas ofertas. Por ejemplo, comprar un vuelo en mayo para volar desde Madrid a Roma cuesta de media 112 euros, mientras que puede costar 314 euros si se reserva en diciembre (un 64% más caro). Sin embargo, para navidades también es posible encontrar buenas ofertas 3 meses antes, generalmente para vuelos cortos como Menorca, Mallorca o Londres.

Para Semana Santa, la mayoría de los precios tienen su punto más alto en marzo, pero en este caso no es necesario anticiparse demasiado. Algunas de las mejores ofertas se suelen dar en enero, incluso para vuelos de larga distancia como Tokio o Estambul.

Elegir el mejor aeropuerto de salida también es fundamental. Elegir la ciudad de salida en vez de otra, especialmente para vuelos de larga distancia, puede ser muy ventajoso. Este factor puede influir considerablemente en el precio del vuelo. Por este motivo, si se quiere volar desde España, los aeropuertos más económicos son Barcelona El Prat y Madrid Barajas. Además, algunas aerolíneas ofrecen ofertas más ventajosas que otras y esto es un criterio importante a tomar en cuenta. Por ejemplo, para volar a Estados Unidos las mejores ofertas las está ofreciendo ahora mismo Turkish Airlines.

unnamed

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *