Vodafone ha dado a conocer su cuarto informe anual “Barómetro de Internet de las Cosas”, un estudio global que muestra la opinión de las empresas respecto a la innovación e inversión en Internet de las Cosas (IoT), término que se ha generalizado para describir la evolución de una nueva generación de dispositivos y procesos que utilizan la inteligencia en las redes conectadas para ofrecer capacidades avanzadas.

Entre los datos más destacados del mencionado informe figuran:

El 76% de las empresas encuestadas cree que aprovechar las tecnologías de IoT será fundamental para el éxito de cualquier organización en el futuro.

El 63% de los usuarios de IoT está obteniendo “importantes” retornos de la inversión frente al 59% registrado en el informe del año pasado.

El 89% de las empresas que invierte en IoT ha aumentado su presupuesto en los últimos 12 meses.

La inversión en IoT ya supone un 24% del presupuesto medio de TI, a la par que cloud computing o data analytics.

Los productos conectados son la principal área de crecimiento y los resultados obtenidos son óptimos con todo tipo de aplicaciones y en todas las fases de madurez, pero las empresas más visionarias ven beneficios más extensos. El Barómetro incluye también algunos ejemplos de aplicaciones de IoT como son los coches sin conductor, los contadores inteligentes de gas y electricidad, y los equipos de monitorización doméstica e industrial en remoto.

El Barómetro del IoT de Vodafone recoge que las tecnologías de IoT desempeñan un papel fundamental en las actividades empresariales de cada vez más compañías. Los siguientes datos apoyan esa afirmación:

El 48% de las empresas encuestadas usa tecnologías IoT para soportar la transformación empresarial a gran escala.

El 81% de las empresas afirman que IoT aporta valor si la información se utiliza correctamente.

El 46% de las empresas participantes tiene previsto desarrollar nuevos productos y servicios basados en IoT durante los próximos dos años.

El sector eléctrico y el sector público son los más proclives a tener nuevas iniciativas de productos y servicios conectados; y más del 50% tiene previsto lanzar proyectos IoT en dos años.

El 52% de las empresas de electrónica de consumo entrevistadas utiliza tecnologías IoT como base de una nueva generación de aplicaciones para los hogares conectados.

Sobre la seguridad, el 75% de los encuestados considera que los riesgos de seguridad “son una realidad que está ahí”. El informe desprende que la preocupación y la confusión acerca de la seguridad influyen en la adopción de IoT así como el miedo a lo desconocido. El 56% asegura que IoT no es diferente de otras soluciones IT en términos de seguridad.

“Tres cuartos de las empresas entrevistadas ya es consciente de que Internet de las cosas es una nueva revolución industrial que cambiará el modo de trabajar y vivir de las personas y casi la mitad de éstas, en muchos países y sectores, dice que ya está planeando llevar la inteligencia en las redes conectadas a millones de dispositivos y procesos a lo largo de los próximos dos años. Se podría decir que 2016 es el año en que el Internet de las Cosas se ha generalizado”, afirmó Andrés Vicente, director general de la Unidad de Negocios de Empresas en Vodafone España.

Vodafone, pionera en el desarrollo de la tecnología NB-IoT

NB-IoT es un paso a nivel industrial en la creación de redes “Low Power Wide Area” (LPWA) que conectarán millones de objetos cada día, haciendo realidad la Internet de las Cosas (IoT).

Vodafone ha anunciado que las primeras redes mundiales comerciales de Banda Estrecha de Internet de las Cosas (NB-IOT) entrarán en funcionamiento en Alemania, Irlanda, Países Bajos y España durante el primer trimestre de 2017.

Para Vodafone, el despliegue de NB-IoT solo requerirá una sencilla actualización de software en sus estaciones base 4G. Esto significa que la implantación será rápida y habrá cobertura en todo el ámbito nacional casi de forma inmediata. Al despliegue inicial le seguirán otros mercados a lo largo del año hasta alcanzar una cobertura total de la red global de Vodafone hacia 2020.

NB-IoT mejora aspectos de la tecnología actual en cuanto a consumo de batería, coste de los dispositivos, cobertura y localización, barreras que en el pasado eran consideradas por los fabricantes a la hora de decidir si incluían o no conectividad en un producto. Además, NB-IoT también ofrece a las empresas los requisitos de confiabilidad y seguridad que necesitan para operar en espectro licenciado con niveles de seguridad similares a 4G.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *