Unos 200 estudiantes de diversas ramas de la Universidad de La Laguna han participado en el III Encuentro por el Empleo en el Sector Turístico, una jornada celebrada en la Facultad de Economía, Empresa y Turismo de la ULL en la que empresarios de la Isla y futuros trabajadores han compartido las claves de la inserción laboral. Organizado por la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, y la Factoría de Innovación Turística de Canarias (FIT Canarias) en las dos ediciones anteriores, dirigidas a desempleados de hostelería, la entrada en esta ocasión de la Universidad de La Laguna (ULL) y su Fundación General persigue crear un espacio de diálogo y participación para alumnado, profesorado y profesionales del turismo.

Durante la inauguración intervinieron el vicerrector de Relaciones con la Sociedad de la ULL, Francisco Javier García; el gerente de la Fgull, Julio Brito; la directora de FIT Canarias, Carmen de Miguel; y el gerente de Ashotel, Juan Pablo González.

Julio Brito se mostró “encantado de colaborar en la formación de nuestros estudiantes, dentro del marco de este sector turístico, que es el que mantiene nuestra economía”, dijo. Instó a los alumnos a aprovechar esta oportunidad que les brinda un sector “al que merece la pena que dediquemos tiempo para formarnos en un campo líder y, más especialmente, en el marco de la innovación”. “Al sector le conviene que nuevas generaciones aporten su conocimiento”, añadió.

III-Encuentro-Empleo-Turismo-3.jpg

Por su parte, Juan Pablo González trasladó a los asistentes que “todo lo relativo a la formación ocupa y preocupa en Ashotel”. El gerente de la patronal hotelera consideró que “cuanto más formada está una persona, más opciones de encontrar trabajo”, por eso, afirmó, “me rebelo contra la frase de que la universidad es una fábrica de parados; eso es falso, la universidad forma a futuros profesionales”. González pidió a los universitarios que aprovecharan estas oportunidades de tener a empleadores del sector en una misma mesa y los animó a mirar al sector “con cariño y ganas, para que más pronto que tarde tengan una oportunidad laboral”.

Francisco García hizo referencia a que para la ULL la empleabilidad es una preocupación creciente, “de ahí que tengamos un Vicerrectorado de Relaciones con la Sociedad, a la que queremos devolverle lo que hace por la universidad”. García consideró que “el mejor plan de empleo que podemos tener es estudiar” e informó de que la tasa de desempleo entre universitarios es 10 puntos inferior a la de los no universitarios, una realidad que reafirma que “la ULL es una fábrica de empleo”, en sintonía con la postura de Juan Pablo González. “La clave está en la innovación, en el cambio y en nuestra capacidad para adaptarnos; podemos hacer mucho para ser más empleables”, comentó.

Por último, Carmen de Miguel recordó que estos encuentros por el empleo en el sector turístico, desarrollados en sus dos anteriores ediciones en FIT Canarias, ponen de manifiesto el éxito de un formato que pone en contacto a empresarios y futuros trabajadores. “Van a tener [en referencia a los estudiantes] un contacto muy real con las oportunidades de trabajo cuando acaben su formación; estoy segura de que muchos empresarios estarán encantados de ayudarlos en sus trabajos de fin de grado o de máster”, indicó.

Análisis de las ofertas de empleo

Tras la inauguración, intervino Pablo Rodríguez, doctor en Sociología del Turismo por la ULL, quien realizó un análisis del mercado laboral turístico a partir de las ofertas de empleo, un proyecto denominado Jobmarketlab y realizado por investigadores de la Cátedra de Turismo CajaCanarias-Ashotel-ULL. En él se han analizado las características vinculadas a las ofertas online para mejorar la comprensión sobre el funcionamiento de los mercados laborales, como el tipo de contrato, horarios, horquillas salariales, preferencias de los empleados o qué ofrecen y piden a cambio los empleadores.

Rodríguez explicó que debido a la bonanza económica de los últimos años, la tasa de ocupación en el sector hotelero ha crecido del 60% de 2009 al 75% de 2015, y que si no se crea más empleo en este campo es porque no hay más cabida para trabajadores en las infraestructuras hoteleras actuales.

El profesor de la ULL destacó también que la competencia más demandada por el sector turístico en su estudio es, lógicamente, el conocimiento de idiomas, que se exigen en más de un 51% de las ofertas analizadas. Sin embargo, apuntó que el mayor peso de las ofertas hoteleras hace referencia a categorías profesionales que no demandan formación universitaria, como los servicios de restauración (camareros, cocineros, sala) y a las ocupaciones elementales (camareras de pisos, limpiadores…), además de que el mayor volumen de los contratos es temporal.

Mesas de trabajo

A su término, los alumnos se dividieron en tres mesas de trabajo: tecnología, sostenibilidad y gestión hotelera. La primera, la más demandada, contó con la intervención y testimonios de representantes de las empresas ATOS, Crea Solutions e Itop Consulting. La segunda estaba dinamizada por ACID Arquitectura, GF Hoteles y Turismo de Tenerife, y la tercera, la mesa de gestión hotelera contó con Dreamplace Hotels, ThinkIn, Mirai España y EasyOnPad. Los estudiantes pudieron intervenir de forma activa, planteando sus inquietudes y dudas.

Para finalizar el encuentro, el director general de Paradise Park Funlifestyle Hotel (Arona), Bruno Correa, intervino con una ponencia titulada ‘La actitud, el hecho diferenciador’. En ella expuso una serie de actitudes que debe tener la persona que va a buscar trabajo. “La madre de todas las actitudes es la positiva, aquella en que la persona consigue ver el bosque, no solo los árboles, y se eleva en el horizonte”, dijo Correa, experto en coach empresarial. Otras actitudes son la decidida, aquella que impulsa a tomar ciertos riesgos; la proactiva, muy valorada entre los empresarios; o la auténtica, que permite realzar la autenticidad de la persona, “algo valiosísimo y que nos permite diferenciarnos de otras personas o candidatos a un puesto de trabajo”.

Correa consideró que con estas actitudes es mucho más fácil encontrar un trabajo y que esta cualidad está por encima incluso de la aptitud. “Se puede ser un profesional muy bien formado, pero sin actitud no llegará muy lejos”, aseguró.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *