Con la llegada del otoño las preferencias cambian. Aunque la costa todavía sigue teniendo protagonismo, algunos destinos tradicionales de verano son sustituidos por zonas de interior, donde la montaña es la protagonista. Pero aún así por ejemplo, Andalucía con el 19,74 por ciento de las reservas y la Comunidad Valenciana resisten en lo más alto en la recién estrenada estación, según el portal SelectaHotels

Sin embargo Galicia, Asturias y Cantabria, protagonistas en la temporada estival, son sustituidas por Castilla y León (12,72 por ciento), Castilla-La Mancha (7,90 por ciento) y País Vasco (7,13 por ciento), tres comunidades que en verano caen en el listado pero que logran recuperarse al llegar el otoño.

Estas diferencias aún no se aprecian en las provincias, todavía son las costeras las que tienen más tirón en estas primeras semanas de la recién estrenada estación. Alicante (9,5 por ciento), Málaga (5,75 por ciento), Asturias (5,61 por ciento), La Rioja (5,22 por ciento) y Cantabria (4,71 por ciento) son las que encabezan este listado, todas a excepción de La Rioja, costeras.

Si vamos profundizando, llegamos a las localidades. En este punto se observa que son grandes municipios o incluso ciudades las que cobran protagonismo en la demanda de hoteles con encanto: Toledo, Benidorm (Alicante), Marbella (Málaga), Valencia, Málaga o Córdoba se posicionan en primer lugar quizá porque los viajes de negocios empiezan a retomarse y son las capitales de provincia las que suelen acoger este tipo de encuentros.

Si comparamos estas localidades con las que más demanda tuvieron en verano, vemos que se trataron de pueblos en lugar de ciudades. Níjar (Almería), Jávea (Alicante), Denia (Alicante), Suances (Cantabria) y Marbella (Málaga), que vuelve a repetir en otoño.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *