En el marco de la presentación de JSF Travel & Tourism School, ayer se celebró en el campus de Madrid de IESE Business School un foro para abordar los principales retos de la industria del turismo y viajes.

Participaron en el mismo ponentes como Simón Pedro Barceló, co-presidente de Grupo Barceló; Carmen Riu, consejera delegada de RIU Hotels & Resorts; Sabina Fluxá, co-Vicepresidenta Ejecutiva & CEO de Iberostar Hotels & Resorts; Alejandro Zozaya, CEO de Apple Leisure Group; Fernando Cuesta, director general de Amadeus España; y Fernando Alonso, director de Banca de Empresas y Corporaciones de BBVA, entre otros.

Para Simón Pedro Barceló, cada empresa debe afrontar el futuro con una personalidad propia: “es respetable que una empresa decida tener un determinado tamaño o vocación, tan respetable como crecer y desarrollarse, como es nuestro caso, tal y como han demostrado nuestras últimas adquisiciones tanto en el apartado de viajes como en el de alojamiento, donde además hemos pasado a una estrategia de multimarca en función de cada segmento”

Por su parte, Carmen Riu defendió la estrategia patrimonial de Riu, basada en un crecimiento sostenible y paulatino al mismo tiempo que se aplica el conocimiento del cliente sin necesidad del Big Data más sofisticado: “entendemos que la tecnología es fundamental en las compañías hoteleras para obtener una distribución multicanal que se ha impuesto y que, pensamos, beneficia a la compañía hotelera. Por tanto,  debemos estar tecnológicamente avanzados y al tanto de los últimos sistemas de distribución en el mercado, ya que nos han hecho mejorar nuestra sostenibilidad y nuestros consumos de un modo más responsable, pero también ha servido para remodelar estructuras de organización y comunicarnos del modo más eficiente posible con nuestros más de cien hoteles. En cualquier caso, la incorporación de técnicas de Big Data no ha sido un elemento de diferenciación para nosotros. Siempre hemos sabido la opinión de nuestros clientes. Al procesar toda esta información y escuchar al cliente, obtienes una información brutal sin la necesidad del sistema de Big Data más avanzado”.

izq-dcha-Alejandro-Zozaya-Carmen-Riu-Fernando-Cuesta-y-Jorge-Schoenenberger.jpg

Fernando Cuesta, director general de Amadeus España, defendió la importancia de los datos, pero un modo útil: “el dato hay que utilizarlo de forma muy responsable. Debe haber un equilibro entre el valor del proveedor y del cliente. Para nosotros es fundamental la inversión en estudios de investigación sobre el viajero del futuro, cómo se comportarán los diferentes segmentos de clientes con cada vez más información y permanentemente conectados. Pensamos en un billete único de viaje para todo lo que se consume en un viaje, incluidas las actividades complementarias, ya que queremos conectar a todos los agentes de la cadena de valor del viaje para fabricar una experiencia óptima para el viajero”.

Por último Alex Zozaya, CEO de Apple Leissure Group, preguntado por los nuevos modelos de negocio surgidos en alojamiento, insistió en que “es necesario aprender de su capacidad de armar plataformas que han aprovechado las tecnologías para facilitar la vida del consumidor, pero a veces la tecnología se ha adelantada al producto, que no está preparada aún para el consumo, y ese hueco entre expectativas y realidades es la parte de insatisfacción de algunas de estas plataformas. Uber no hubiera funcionado jamás si no hubiera sido un producto de éxito”.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *