Uber parece haber tomado ventaja sobre Google o Tesla para ser la primera compañía que pone en las calles de un modo real una serie de vehículos automáticos.

A partir de hoy, un selecto grupo de usuarios de la ciudad de Pittsburgh se llevará una pequeña sorpresa la próxima vez que solicite un coche de Uber, ya que tendrá la opción de utilizar un coche automático.

El anuncio se produce un año y medio después de Uber contratara a decenas de investigadores del centro de la robótica la Universidad Carnegie Mellon para desarrollar esta tecnología.

El pasado martes, una flota de 14 Ford Fusion equipados con radar, cámaras y otros equipos de detección comenzaron a funcionar en el Campus de Tecnologías Avanzadas de Uber (ATC) al noreste de la ciudad de Pittsburgh.

En realidad, aunque Uber ha dado pasos de gigante para desarrollar el primer coche automático que circula con normalidad por las carreteras, todavía se trata de un ejercicio de investigación en el que la compañía quiere aprender y perfeccionar la forma de “autoconducir” coches y el modo en que interactúan con el mundo real.

Imagen e información original en TechCrunch. 

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *