Según los nuevos datos publicados por American Express, los millennials son más optimistas y planean viajar con más frecuencia (52,8 por ciento vs. 32,1 por ciento de la generación boomers) en los próximos cinco años y gastar más en los viajes (58 por ciento vs. 41,3 por ciento) en el mismo periodo de tiempo.

Hay similitudes también. Los datos del estudio muestran que ambas generaciones, así como los segmentos demográficos más maduros, comparten un alto grado de apreciación por el contacto humano. De hecho, el 89 por ciento de los millennials considera que no puede ser reemplazado por la tecnología.

“Una cosa está clara: las personas, independientemente de su edad y los gastos de viaje, otorgan un alto valor en el servicio personalizado en su experiencia de viaje”, ha declarado Claire Bennett, vicepresidente ejecutivo de American Express Travel.

El estudio trata de desmentir algunos mitos sobre los millennials. El más destacado tiene que ver con el hecho de que esta generación no utilizará agencias de viajes. Sin embargo, un 92,4 de los encuestados en esta generación considera que haber utilizado un agente de viajes ha hecho que su experiencia fuera mejor. Además, casi el 60 por ciento de los millennials están de acuerdo que pagarían más por la experiencia de un agente.

Existe, asimismo, la suposición de que los millennials tienen diferentes necesidades de viaje que sus padres, pero en muchos casos, los datos sugieren que pueden ser más parecidos de lo que les gustaría admitir. De hecho, de acuerdo con American Express Travel, el 76,3 por ciento de los millennials prefieren alojarse en un hotel tradicional, casi igual que los boomers, y ambos están de acuerdo en que el aumento de la tecnología en la habitación del hotel es la tendencia más atractiva.

Sin embargo, se da una dicotomía en lo que respecta a los hábitos de planificación de viajes. Por un lado, los datos muestran que la personalización es la clave, con casi el 70 por ciento de los millennials asegurando que prefieren el esfuerzo en esa personalización que el viaje empaquetado. Además, el precio no es la única consideración a la hora de personalizar. Por más de 25 puntos porcentuales en comparación con los boomers, los millennials encuestados estarían dispuestos a dejar a las marcas utilizan los datos de sus últimas compras de viajes a cambio de una experiencia más personalizada.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *