Airbnb se está convirtiendo rápidamente en una de las empresas más importantes dentro del sector de los viajes e incluso puede llegar a ser la cuarta mayor compañía de viajes online a finales de este año, según la firma de investigación Phocuswright.

Phocuswright ha elaborado sus propias estimaciones para Airbnb que indican las reservas brutas de la compañía para el año 2015 podrían haber alcanzado los 7.000 millones de euros. Recientemente, su valoración en bolsa ha ascendido a los 27.000 millones nada menos, con lo que ha superado claramente a otras grandes del sector como Expedia.

Esto, en combinación con el crecimiento continuo de su página web, podría ponerla a la altura de las otras tres grandes agencias online en el mundo: la propia Expedia, el grupo Priceline y Ctrip, el gigante chino de las reservas.

Además, Airbnb ha estado buscando ampliar sus servicios más allá del alojamiento para aprovechar el aumento de las experiencias de viaje para sus usuarios, con noticias recientes que han descubierto una aplicación de viaje que estaban probando para una posible presentación este mes de noviembre.

Más noticias sobre Airbnb

Al mismo tiempo, no cabe duda que, desde su creación, la actividad de Airbnb ha sido un tema polémico en las ciudades. Es una oportunidad de ahorro de costes para los viajeros y una oportunidad de hacer dinero para los propietarios, Sin embargo, su actividad ha sido objeto de la ira de los hoteles tradicionales y casas de huéspedes.

Algunos han acusado a la iniciativa de intercambio –que opera en 34.000 ciudades– de jugar un papel destructivo en los barrios, ya que a medida que más propiedades figuran Airbnb, esto  significa un menor número de viviendas disponibles para vivir, empujando así los precios.

Recientemente Marcos Tanzer, director ejecutivo de la Asociación de Agentes de Viajes Británicos, también ha criticado la contribución de Airbnb a los crecientes números del turismo como una amenaza a las ciudades históricas de todo el mundo. Mientras tanto, una serie de gobiernos locales en todo el mundo han puesto en práctica permisos y regulaciones para frenar la práctica y sus posibles impactos negativos.

Pero no parece que eso vaya a frenar a Airbnb. A principios de este mes de agosto la compañía puso en marcha una nueva iniciativa de marca llamada Samara. Se afirma que es un estudio de la innovación y diseño que “genera nuevas ideas y productos de construcción que sirven a la comunidad Airbnb” y “explora nuevas actitudes hacia el intercambio y la confianza”. Samara al parecer, se centrará en la arquitectura, el diseño de producto, ingeniería de software, y los nuevos modelos económicos.

Más información en Travel+Leisure y The Guardian.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *