La revolución digital ha llegado para quedarse. ¿Están las pymes españolas están preparadas para el cambio digital?

Hace unos años, cuando todo esto comenzó, muchas empresas eran reticentes a invertir en medios digitales porque lo consideraban otro gasto más, otro sueldo más a pagar, en definitiva, otra carga más para los departamentos. Está claro que no se puede generalizar y hubo quien se puso manos a la obra desde el inicio, quizás y, sobre todo, aquellas empresas que de una forma u otra tenían más contacto con el mundo digital.

Probablemente la penetración del mundo digital fue más complicada en las pymes más arraigadas, aquellas que siempre habían atendido su negocio de forma tradicional, donde no había hecho falta publicidad y si en algún momento había sido necesaria, había sido publicidad en medios tradicionales.

Para las pymes, lo más normal es que surjan estas preguntas:

  • ¿Para qué necesito Facebook si todo el mundo me conoce en mi entorno geográfico?
  • ¿Publicidad en Facebook? No, gracias, no sirve para nada. Prefiero media página del periódico local.
  • ¿Tener una página web? ¿Posicionamiento SEO? ¿Display?

Todas estas y muchas más cuestiones más han surgido y surgen entre muchas empresas españolas. Todos los cambios implican una transición de una situación a otra y son complicados, con lo que es normal que hayan aparecido muchas dudas, también en la parte que afecta al  ROI (Return On Investment, retorno de la inversión). 

¿Cuánto voy a invertir y cuánto ROI voy a tener con esta inversión?

Muchas veces el ROI en materia digital llega tras meses de esfuerzo y trabajo. Por esta razón, en numerosas ocasiones es complicado hacer ver al empresario que los esfuerzos se verán recompensados a medio plazo y no de manera inmediata.

Tras años de cambios –y aún continuamos, por supuesto– numerosas pymes han empezado a crear puestos de trabajo específicos orientados al marketing digital, además de contar con páginas web, ser activos en redes sociales, realizar campañas en medios digitales, etc.

¿Es necesario el marketing digital?

Lanzo otra cuestión: ¿realmente las empresas piensan que es necesario invertir en marketing digital o lo hacen porque sus competidores están o las tendencias lo exigen? ¿Creen verdaderamente en el marketing digital?

Mi humilde opinión es que hay de todo. He visto numerosos casos en los que las páginas de las redes sociales de las empresas son gestionadas directamente por el empresario o algún familiar con “maña” para ello;  imagino que en estos casos concretos influye la accesibilidad que todo el mundo tiene a las redes sociales y surge el siguiente pensamiento: “si tengo Facebook, Twitter e Instagram a nivel personal, ¿por qué no crear perfiles para mi empresa? Voy subiendo contenido, enviando tuits y subiendo fotos”.

Sin embargo, una campaña bien ejecutada en Facebook es poderosísima, mucho más de lo que podemos imaginar, eso sí, ejecutada por profesionales en la materia. Estar por estar no sirve de nada.

marketing-1466313_1920.jpg

He mencionado el ejemplo de las redes sociales, pero se puede extrapolar a muchas otras ramas del marketing digital: creación de webs (“mi amigo me la monta y me hace un precio especial”), posicionamiento SEO (“hice un curso de 4 horas y hago el posicionamiento SEO, en una semana aparezco en la primera página de Google”)

Existen infinidad de ejemplos, pero la revolución digital, nos guste más o menos, está aquí y no se va a marchar, sino todo lo contrario, continuará su avance. Las empresas deben tomar muy en serio esta disciplina y hacerla formar parte de sus departamentos. Deben contar con profesionales en la materia, al igual que lo hacían antes con el marketing offline, porque si no, antes o después, aparecerán las consecuencias y nos preguntaremos: “¿por qué mi competencia tiene mejores resultados que yo?”

Entiendo que a veces es complicado entenderlo y no es fácil explicarlo a los empresarios. Muchas veces queremos ver resultados inmediatos, pero con algunas áreas del marketing digital hay que tener más paciencia. Si se hace bien, los resultados llegan.

Apasionada por el mundo del turismo y la innovación aplicada a este campo. Diplomada en Turismo por la UNED, formación en ESIC Barcelona y Máster en Dirección de Marketing Digital y Redes Sociales por la Complutense. Formación on line en Cornell University Raquel ha trabajado durante 9 años enfocada al sector turístico y vinculada con la organización de eventos, para compañías como Paradores y Meliá Hotels International, con clientes como Veolia, Comisión Europea, Berkeley University, Le Cirque du Soleil, Mobile World Congress , entre otros. Ahora mismo de lleno en el emocionante mundo del Marketing Digital, realizando proyectos relacionados con el SEO, Copywriting y blogging especializado en turismo, viajes, gastronomía y enología.

Suscríbete a nuestro Newsletter


2 comentarios en “¿Están preparadas las pymes turísticas para la revolución digital?

  1. En primer lugar y en líneas generales, el concepto y aquello que está relacionado con el marketing digital y sus diferentes aplicaciones y utilidades no se tiene claro en el organigrama de la pyme turística. Obviamente hay de todo pero el impacto de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación han dejado en “fuera de juego” a muchas pymes no solo ya por una comprensible enajenación sobre el término y su aplicación sino por suponerlas siempre un coste real que agravaría su cuenta de explotación.

    Los proyectos se definen desde la óptica de los objetivos y sin un plan de marketing definido es difícil establecer las prioridades de tu negocio. En este sentido se ha producido un aluvión de “macroofertas” dirigidas a captar a clientes a cualquier precio sin estimar las necesidades reales de cada pyme ya que cada una es diferente aunque pueda tener rasgos similares en algunos casos, histórico, su propio dafo, coyuntura interna, entorno y múltiples factores que pueden incidir en la toma de una decisión acertada para los intereses de la Pyme turística. En fin, que cada cual puede contar su historia pero lo que no se puede negar es que la adaptación a ese impacto es de obligado cumplimiento y solo puede realizarse desde un análisis exhaustivo de las características de cada Pyme afrontando el reto con una buen plan de marketing y la integración de las personas en esa apuesta común.

    Cuando una empresa es consciente de los problemas que atraviesa y no se empecina en ideas que ponen en riesgo hasta su propia existencia, con un primer paso basta para emprender el camino.

    De cualquier forma Lora, como sabes, este tipo de empresas suelen carecer de recursos económicos, humanos , técnicos, etc. Su principal prioridad suele ser siempre optimizar unos ingresos que han caído en picado por no saber o acertar a conjugar el conocimiento y la tecnología necesaria en su estructura y por ende, en su filosofía de empresa.
    Muchos de los elementos que mencionas ( posicionamieno SEO, redes sociales, Facebook Ads, etc) no son ni mucho menos concluyentes en una primera fase del negocio y mucho menos para paliar ese efecto desmoronamiento de su cuenta de resultados. En el caso de las Pymes hoteleras es fundamental revitalizar esa falta de ingresos de forma inmediata y progresiva en el tiempo ( web con motor de reservas, mix de distribución, revenue management y gestión de reputación online se antojan esenciales en esa etapa inicial que debe evolucionar en todos y cada uno de los plazos).

    Se trata de cuidar especialmente tus procesos de venta incidiendo en mecanismos, tareas y decisiones que contribuyan al aumento de las ventas y disminuyan los costes de intermediación al tiempo que forman parte integral de unos valores y una cultura interna profundamente arraigada en el seno de la empresa.

    Hay tiempo para complementar tu plan de marketing ( seo, sem, email marketing, redes sociales, marketing de contenidos, marketing móvil, etc). Son elementos importantes en una estrategia de marketing pero no debemos olvidar que en los negocios, sobre todo al inicio, la confianza con tu cliente se adquiere con resultados sostenibles en el tiempo.

    Por tanto, no es importante que la Pyme esté o no preparada para el cambio digital. Lo más probable es que no lo esté. Lo importante, en mi opinión y por nuestra experiencia es que tenga el deseo firme de emprender ese camino que le permita no solo aspirar a la supervivencia empresarial sino a competir con unas señas de identidad que la diferencie del resto.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *