Esta oficina se crea con el objetivo de convertir la Comunitat en un destino inteligente en su conjunto y en un espacio capaz de responder a las tendencias del mercado, de continuar su desarrollo siendo más sostenible social y ambientalmente. Pretende así situar el territorio valenciano como un destino accesible en el que el uso de la tecnología y la innovación aparezca como un elemento clave en la gestión del territorio turístico. 

La Comunitat Valenciana cuenta, en estos momentos, con varios destinos piloto de smart cities como Benidorm, Finestrat, Alicante, Calp, Valencia, Benicàssim y Oropesa, en los que se están testando diferentes herramientas tecnológicas y aplicando metodologías de gestión e integrando diferentes servicios que van a servir de referencia para su posterior extensión al resto de los destinos de la Comunitat Valenciana. 

La directora general de Turismo, Raquel Huete, ha explicado que la Comunitat Valenciana será la primera en impulsar los planes de adaptación al modelo smart. “Lo haremos -puntualiza Huete- desde Invat·tur, a través de este nuevo servicio, la oficina técnica para destinos turísticos inteligentes, apoyando así de forma directa al proceso de adaptación de nuestros destinos hacia un nuevo en clave inteligente que se base en la innovación tecnológica, la sostenibilidad y la accesibilidad integral”. 

De este modo, los destinos contarán con nuevas herramientas para su gestión y mayor conocimiento para mejorar su día a día y para mirar a largo plazo pensando en su futuro y en ser más competitivos añadiendo valor a su gestión. En este sentido, Raquel Huete ha señalado que “los turistas verán cómo sus lugares de vacaciones se convierten en espacios mucho más acogedores y capaces de responder a sus necesidades en cada instante”

La directora ha explicado además que ya se cuenta con una hoja de ruta, basada en un estudio desarrollado por Invat·tur y la Universidad de Alicante, que se viene desarrollando desde 2015 y que en estos momentos se encuentra con cerca de veinte proyectos en marcha. 

La idea es que con la puesta en marcha de esta oficina Invat.tur amplíe el apoyo que ya viene prestando a los destinos turísticos. “Será el ente gestor del proyecto, pionero en abordar dicha cuestión en España; Para ello, será clave la coordinación y colaboración con los municipios y diputaciones, a los cuales haremos partícipes del mismo a través de una comisión de trabajo”, ha puntualizado Raquel Huete. “Y también buscaremos la participación de las universidades, pues la investigación y la innovación son un socio clave de presente y de futuro”, ha añadido. 

En este sentido, la directora precisa que, cuando se habla de destinos inteligentes, “se hace referencia a la capacidad que tiene un territorio de conocer su propia evolución y la de su entorno, y de actuar en consecuencia desde una toma de decisiones basada en la realidad”

Finalmente, Huete ha adelantado que, además del trabajo desarrollado en Invat·tur, se estudia “la posibilidad de incluir una línea de apoyo orientada a destinos turísticos inteligentes en el próximo programa de ayudas a municipios, algo que sin duda alguna facilitará a los destinos el trabajo en esta dirección”.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *