No está siendo un año particularmente tranquilo para Expedia. Las adquisiciones de Orbitz y HomeAway han supuesto un impulso para la compañía en su particular batalla con Booking.com y el empuje de Airbnb. Sin embargo, la transición tecnológica conlleva complicaciones y retrasos.

Eso justifica, en parte, los resultados presentados por Expedia para su segundo trimestre del año. Los números se mantienen positivos pero el crecimiento de la compañía ha decelerado. La frecuencia de los últimos atentados terroristas en Europa también pueden haber influido en estos números.

En cualquier caso, Expedia ha reflejado un beneficio de 1.985 millones de euros, algo menos que el mismo trimestre del año pasado, periodo en el que se alcanzaron los 2.021 millones de euros. Por otro lado, el crecimiento en reserva de noches de hotel se sitúa en el 20 por ciento. El mismo periodo del año pasado vivió un aumento del 35 por ciento.

Captura de pantalla 2016-07-29 a las 7.47.47

Pese a los distintos retos que afronta la compañía –la integración de Orbitz, la amenaza de Google, los ataques terroristas en Europa–, Expedia se mantiene en buenas cifras de crecimiento y alguna de sus últimas adquisiciones ha funcionado incluso mejor de lo esperado por la compañía. Es el caso de HomeAway, que alcanza los 155 millones de euros de beneficio en el segundo trimestre para un crecimiento del 20 por ciento.

Por último, la compañía ha anunciado la posibilidad de una oferta pública de acciones de Trivago, aunque en ningún caso ha considerado la posibilidad de deshacerse de sus activos en el metabuscador alemán.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *