Vodafone ha anunciado el desarrollo de una línea de prototipos de objetos conectados para el verano que ayudan a protegerse de los rayos solares perjudiciales, mantener a los niños a salvo y localizar objetos perdidos, como maletas o bolsas de playa.

Dentro de la línea conceptual ‘Smart Summer’, se encuentran bikinis y bañadores equipados con sensores ultravioleta que monitorizan la exposición a la luz solar a lo largo del día. A través de una aplicación instalada en el Smartphone, el usuario recibe una notificación sobre el tiempo que ha estado demasiado expuesto al sol. La ropa de baño contiene también un sistema de alerta que vibra si la exposición al sol puede llegar a ser peligrosa.

El sombrero infantil, desarrollado dentro de esta misma línea, está equipado con un sensor de rayos UV de baja potencia y un dispositivo de seguimiento que envía mensajes de advertencia al smartphone de los padres si el niño sale más allá de una distancia predeterminada. La maleta o bolsa de playa inteligente también incluye una tecnología de seguimiento que permite al propietario geolocalizar su equipaje de una forma rápida a través de su teléfono.

El 76 por ciento de los españoles, preocupados por los daños de los rayos ultravioleta

El desarrollo de estas aplicaciones en objetos típicamente estivales con tecnología de Internet de las Cosas responde al resultado de una encuesta llevada a cabo en diferentes países europeos en la que se recoge que casi la mitad de los encuestados (48%) olvidan ponerse crema solar en vacaciones, mientras que un 76% afirma que se protegerían más si recibieran un aviso automático. El 14% de los encuestados afirmaban que en alguna ocasión habían perdido o les habían robado su equipaje mientras se desplazaban en sus vacaciones.

En el caso español, el 76% de los encuestados está preocupado por el daño que los rayos ultravioleta pueden producir en su piel, a pesar de que en torno al 25% de los padres con hijos menores de 18 años olvida a menudo proteger del sol a sus hijos con protectores solares durante las vacaciones.

Cuando fueron preguntados acerca de qué les parecería recibir una alerta cuando lleven demasiado tiempo al sol, al 44% les gustaría que tecnología portátil (weareable) relacionada con la salud les avisara cuando estén en riesgo de quemaduras solares o cuando es seguro estar de nuevo al sol.

Más de 8.000 personas encuestadas en Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Holanda, España y Reino Unido, revelan un alto interés de los consumidores en la tecnología de Internet de las Cosas  para ayudar a mejorar la salud y el bienestar de la vida en familia.

La revolución de Internet de las Cosas

Los prototipos de ‘Smart Summer’ de Vodafone utilizan tecnología de Internet de las Cosas (IOT) para demostrar las posibles aplicaciones de conectividad e ‘inteligencia’ en dispositivos de consumo diario. El bikini, bañador, sombrero para el sol y la maleta llevan implementados hardware de Vodafone con una batería que duraría alrededor de una semana.

A finales de 2017, Vodafone tiene previsto lanzar una nueva generación de dispositivos que permitirá añadir aún mayor impulso a la revolución de los dispositivos conectados. El hardware instalado dentro de los dispositivos será de ultra bajo consumo de energía (con vida media de la batería superior a 10 años con una sola carga), muy pequeño y barato,  y utilizará muy poco ancho de banda inalámbrico.

El concepto de ‘Smart Summer’ pone de manifiesto cómo el Internet de las Cosas tiene el potencial de cambiar la forma en la que nos relacionamos con todos los aspectos de nuestra vida cotidiana. Empresas de todo tipo de sectores ya están adoptando estas tecnologías  y los consideran fundamental para su futuro.

¿Cómo funciona la tecnología aplicada en los prototipos de ‘Smart Summer’?

Los prototipos de ‘Smart Summer’ combinan métodos de seguimiento y dos métodos de comunicación diferentes. La tecnología Bluetooth de bajo consumo se utiliza para el seguimiento a corto rango, que muestra la proximidad del usuario para el niño o la maleta o el uso de representaciones gráficas ‘fríos’ ‘más calientes’ en la aplicación instalada en el Smartphone. Tecnología GPS y GSM se utilizan en paralelo para el seguimiento de largo alcance, que muestra la ubicación del niño o equipaje en un mapa en el teléfono inteligente. Los prototipos son todos soportados por la red global dedicada a Internet de las Cosas de Vodafone, que ya da soporte en diferentes sectores, desde la automoción y la aviación a la fabricación, la salud y la agricultura.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *