“El viajero contemporáneo ha empezado a entender que su alojamiento ideal es radicalmente opuesto al hotel tradicional y que su principal alternativa, los apartamentos para estancias cortas, no cumplen sus niveles de excelencia”.

Esta es la visión de Paul Besnainou, fundador de una nueva merca de alojamientos denominada Sweet Inn. Con una filosofía similar a la marca creada por Kike Sarasola, Be Mate, el objetivo es asegurar todas las ventajas de un hotel y sumarlas a la sensación de independencia y libertad de movimientos que permite un apartamento.

“Normalmente los apartamentos de alquiler a corto plazo traen sorpresas desagradable, no cumplen estándares de calidad y se alquilan entre particulares, lo que resta seguridad y calidad”, asegura Besnainou.

A partir de esta “frustración”, la marca ha tratado de crear una solución que se aleje de los hoteles tradicionales pero que cuente con sus estándares de calidad.

Passeig-de-Gracia-3-Plaza-Catalunya4.jpg

El concepto incluye confortables camas, tecnología y confort con máquinas Nespresso, wi- gratuito de alta velocidad, adaptadores multizona y una tablet opcional con una aplicación propia. A esto se añade  el asesoramiento del equipo Sweet Inn con las mejores propuestas de ocio de la zona.

Además, el cliente puede personalizar su estancia,  con una selección a la carta de servicios adicionales: un smartphone con cobertura local, un coche de alquiler con descuentos, un conductor privado y hasta una tarjeta especial para disfrutar de descuentos en cientos de restaurantes.

Paseig-de-Gracia-Zara.jpg

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *