El Consejo Europeo ha decidido por fin impulsar los servicios de banda ancha. La banda de 700 MHz, que ofrece una alta velocidad y amplia cobertura, se pondría a disposición de la banda ancha inalámbrica en Europa en 2020 a más tardar. Los servicios de radiodifusión mantendrían la prioridad en la banda situada por debajo de los 700 MHz al menos hasta 2030.

Henk Kamp, ministro holandés de Economía, ha declarado que, “con la apertura de la banda de 700 MHz para la banda ancha móvil se ha dado un paso importante para hacer accesible a todos la banda ancha en la UE. Una Internet rápida no solo es importante para el desarrollo económico de la UE, sino también para la vida diaria de sus ciudadanos. Junto con otras medidas, la banda de 700 MHz garantiza una Internet rápida en la UE en 2020 a más tardar”.

El rango de frecuencias de 470-790 MHz se usa actualmente en gran medida para la difusión de televisión digital y para micrófonos inalámbricos, por ejemplo en teatros, conciertos y acontecimientos deportivos.

No obstante, la alta velocidad y la buena penetración que ofrece la banda de 700 MHz la hacen ideal para servicios de Internet móvil. El uso coordinado de la frecuencia debe fomentar el despegue de la tecnología 4G y contribuir a proporcionar una banda ancha de alta calidad a todos los europeos. También debería facilitar el despliegue de la tecnología 5G tan pronto como esté disponible (en torno a 2020). Ello permitirá desplegar eficazmente servicios innovadores como el coche conectado, las ciudades inteligentes o la atención sanitaria a distancia.

Viajeros con acceso a sus contenidos

Por otra parte, el Consejo ha aprobado una orientación general sobre un proyecto de reglamento dirigido a velar por la portabilidad transfronteriza de los servicios de contenidos en línea en el mercado interior.

Para Henk Kamp, “esta iniciativa facilitará la vida de los ciudadanos europeos a la hora de viajar, ya que cuando se encuentren temporalmente en otro Estado miembro podrán seguir accediendo a contenidos en línea a los que estén abonados o que hayan adquirido legalmente en su Estado miembro de origen. Así, los ciudadanos que estén en otro Estado miembro por motivos como vacaciones o negocios podrán disfrutar, por ejemplo, de música, películas, juegos o acontecimientos deportivos igual que si estuviesen en su casa”.

El aumento del uso de dispositivos portátiles como las tabletas o los teléfonos inteligentes facilita el uso de los servicios de contenidos en línea con independencia de la ubicación del consumidor. Crece rápidamente la demanda por parte de los consumidores de acceso a los contenidos y servicios en línea innovadores no solo en su país de origen, sino también cuando se encuentran temporalmente en el extranjero. Por lo tanto, deben suprimirse los obstáculos que entorpecen el acceso a tales servicios de contenidos en línea dentro del mercado único.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *