En un futuro muy próximo, los viajeros no tendrán que compartir sus datos personales ni mostrar documentos físicos en los aeropuertos, ya que todo el proceso de identificación se realizará a través de un identificador que contenga sus datos biométricos, creado en el propio smartphone del usuario.

De este modo, cualquier operario o encargado de seguridad podrá escanear el rostro y el móvil del viajero para verificar su identidad.

Hasta ahora, algunos sistemas de check in biométrico habían fallado por cuestiones tan humanas y sencillas como el hecho de que el usuario no pudiera recordar con qué dedo había registrado su huella para su identificación en el aeropuerto.

El paso del sistema de identificación a través del smartphone es un proyecto de investigación de SITA Lab, que trata de aplicar la tecnología blockchain –base del protocolo Bitcoin, por ejemplo–, para realizar autentificaciones biométricas  puedan implementarse en dispositivos móviles y wearables para reducir la complejidad, el coste y la responsabilidad en los controles de viajes.

Según explica Jim Peters, directivo de SITA, “la tecnología blockchain cambia la forma en que se diseñan sistemas, ya que permite crear, a prueba de falsificaciones, bases de datos descentralizadas, globales y distribuidas. Ofrece un enfoque revolucionario en las aplicaciones informáticas, considera Peters, podrá utilizarse en las fronteras y en todos los aeropuertos sin que los detalles de los pasajeros sean almacenados por varias autoridades“.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *