Turismo de Galicia tramitó durante el último año un borrador de decreto regulador en materia de apartamentos turísticos, viviendas turísticas y viviendas de uso turístico. Este decreto regula una nueva figura: las viviendas de Uso Turístico. Previamente, las Cortes Generales del Estado modificaron la Ley de Arrendamientos Urbanos, dejando abierta la regulación de una competencia exclusiva de las comunidades autónomas, el arrendamiento turístico.

Cataluña, Madrid, Aragón, Canarias y Andalucía ya aprobaron su regulación y otras comunidades autónomas están preparando su reglamento. Galicia participó junto con el resto de regiones en la elaboración de unas bases homogéneas sobre las que ordenar la materia.

El cambio se produjo como consecuencia de la irrupción de las nuevas tecnologías en el arrendamiento de viviendas vacacionales o de temporada, ahora denominadas Viviendas de Uso Turístico. Esta regulación pretende ofrecer un marco y seguridad jurídica a este tipo de arrendamiento tanto a los particulares como a todo el sector turístico.

Una vez que el texto del decreto fue sometido a información pública de cuantas personas quisieron alegar, así como remitido a las entidades representativas del sector, tanto del arrendamiento de apartamentos como del sector hotelero y también sometido al Consejo de Turismo de Galicia con representantes de la administración autonómica, corporaciones locales, universidad, sector turístico, consumidores y usuarios y sindicatos y recibidas e incorporadas a las alegaciones y sugerencias, el texto finalmente entra en la fase final para su debate y posterior aprobación.

No obstante, y por afectar a un colectivo amplio se están desarrollando sesiones informativas sobre el contenido del mismo con el objeto de dar a conocer una futura nueva regulación en la que la principal novedad es la necesidad de llevar a cabo una sencilla inscripción en un registro público. La próxima tendrá lugar el próximo 2 de junio en la Cámara de Comercio de Vigo.

Esta regulación afecta a las viviendas que se alquilen por períodos cortos (inferior a 30 días), manteniendo la regulación mediante la Ley de Arrendamientos Urbanos, en el resto de los casos. En todo caso la entrada en vigor será prevista para después de la temporada de verano de 2016.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *