Un estudio denominado “Equilibrio en el camino digital”, elaborado por Fujitsu para conocer el estado actual de la transformación digital, ha revelado que la mayoría de las empresas españolas no tienen demasiado claro su camino en esta transformación, y necesitan la ayuda de otra empresa que guíe sus pasos.

El estudio se ha llevado a cabo en cuatro países europeos: España, Suecia, Reino Unido y Alemania. La multinacional Fujitsu se ha dirigido a 600 principales responsables de empresas y administraciones públicas, de los cuales 156 se han realizado en nuestro país, con el objetivo de ofrecer a las empresas y a la sociedad en general, datos sobre esta nueva realidad, que lleva inexorablemente a un cambio fundamental en todos los órdenes mundiales, desde la economía, la sociedad, la cultura, el medioambiente, el modo de trabajar, etc.

Según el informe, sólo una de cada cuatro empresas realmente confía en sus decisiones digitales, mientras que dos de cada tres llegan a admitir un factor de incertidumbre en  el éxito de sus proyectos digitales.

Para Carlos Cordero, recién nombrado CTO de Fujitsu en España, “la transformación digital resulta cada vez más importante para la economía y la sociedad en su conjunto. Por ello, para que las empresas puedan prosperar, deben acelerar el ritmo a la hora de incorporar las últimas tecnologías a nuevos modelos de negocio. Es necesario que los directivos de las organizaciones  definan las prioridades y gestionen  el camino a la transformación digital, que y estén en marcha, para alcanzar el éxito. En concreto, en España, nuestros puntos de vista no difieren mucho de los otros países europeos objeto de este estudio. De ahí, que aunque hay un nivel de incertidumbre en las decisiones, sí reconocen que quieren moverse rápido y muestran compromiso en términos de presupuesto, al tiempo que consideran este proceso como un elemento fundamental para el futuro de su negocio y el crecimiento de su organización. Es fundamental lograr el equilibrio de las nuevas soluciones digitales con las infraestructuras ya existentes”.

España, el país más convencido en acelerar la construcción de un futuro digital

España es el país que más confianza muestra de cara a la digitalización, ya que un 39 por ciento de las organizaciones consideran que gozan de una enorme madurez digital. El 40 por ciento opinan que superan a sus competidores en cuanto a tecnología digital y un 68 por ciento de los responsables de TI, ven que sus empresas cuentan con el enfoque adecuado hacia la adopción de estos proyectos. Asimismo, otro 68 por ciento destaca la necesidad de un partner estratégico para triunfar en esta transformación digital.

Además, también se presentan como sumamente interesadas en adoptar un futuro digital y un 90 por ciento quieren acelerar el proceso y por ello, en cuanto a la financiación, las dos terceras partes destinan una gran parte de su presupuesto a la innovación digital y muy poco a las operaciones de TI cotidianas, una diferencia muy marcada que en el resto de países encuestados.  El deseo de transformación apenas deja tiempo para pensar a largo plazo y el 25% de los responsables reconocen que su estrategia resulta levemente confusa y poco clara. Tres de cada cuatro, consideran que existe incertidumbre en el éxito de sus proyectos y el 42 por ciento ven la seguridad como el principal obstáculo.

En cuanto a los beneficios que aportaría la digitalización, un 55 por ciento creen que atraería y retendría el talento de las personas, un 46 por ciento que aumentaría la capacidad de respuesta al mercado, un 36 por ciento fidelizar a sus clientes, al mismo nivel que aumentar la productividad de los empleados.

Por otro lado, valoran también que tendrán una gran amenaza si no lo hacen de manera rápida y así, 47 por ciento considera que disminuirían sus ingresos totales, un 43 por ciento aumentarían sus costes, un 39 por ciento reducirían su productividad y un 23 por ciento coincide en que sería imposible conseguir sus objetivos de negocio. Así mismo, las figuras claves que impulsan este proceso son en un 29 por ciento el departamento de TI/CIO, los consumidores, ciudadanos o clientes finales un 22 por ciento, el consejo u otros líderes del negocio un 18 por ciento, el CEO un 16 por ciento y los empleados un 12 ciento.

La opinión por sectores

Todos los sectores se enfrentan a la transformación digital en un mercado actual siempre activo, en tiempo real y con mucha información. La encuesta ha tenido especial atención a los siguientes sectores: banca, fabricación y servicios públicos, retail y sector público.

El sector financiero necesita responder a los nuevos retos como marco regulatorio, bajos tipos de interés, nuevos competidores que aprovechan el actual mundo hiperconectado para ofrecer innovadores servicios como monederos digitales, préstamos entre particulares y pagos móviles, entre otros.

En definitiva, sus responsables muestran un alto nivel de confianza con respecto a la digitalización, ya que en un 30 por ciento creen firmemente que sus organizaciones cuentan con el enfoque adecuado y un 84 por ciento señala que en la actualidad ya han establecido una clara estrategia digital.

Destacan como principales objetivos estratégicos la eficacia operativa (48 por ciento) y la fidelización de los clientes (45 por ciento). Se aprecia una oportunidad de mayor uso de los datos para generar nuevas estrategias comerciales.

Fabricación y servicios públicos. Este tradicional sector se está convirtiendo cada vez más en un creador de información, desde donde se obtienen datos a partir de equipos, productos y servicios para impulsar la productividad, reducir los costes y mejorar la calidad.

Como era de esperar, el 98 por ciento muestran “bastante” o una “enorme” madurez y existe el máximo interés por acelerar el proceso hacia la transformación digital. El máximo desafío es integrar las nuevas soluciones con las infraestructuras ya existentes (36 por ciento).

Retail. Mucho tiempo después de que el auge del comercio electrónico transformara este sector, las organizaciones se enfrentan ahora al desafío de atraer clientes y mantener su fidelidad, en una amplia variedad de dispositivos, canales y plataformas.

Por ello, es un segmento que está intentando ponerse al día, más que ningún otro sector. Y así, el 79 por ciento se muestra deseoso de agilizar el proceso hacia la adopción digital, mientras que el 34 por ciento creen que se están quedando atrás. Principales objetivos: Optimización de los procesos empresariales (58 por ciento) y experiencia de los clientes (42 por ciento).

Por último, con respecto al sector público, los gobiernos están adoptando la transformación digital para ahorrar costes y dar un mejor servicio a los ciudadanos para acceder fácilmente a la información y a los servicios online. Hay una presión de tiempo y costes. Destaca la necesidad de aumento de la eficacia operativa (52 por ciento).

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *