La inversión de las empresas españolas en viajes corporativos crecerá un 3,8% este año respecto a 2015, de acuerdo a las conclusiones del Barómetro Europeo de Viajes de Empresa, de American Express Global Business Travel, un estudio en el que han participado 600 empresas de los diez principales países de Europa Occidental (Francia, Alemania, Reino Unido, España, Italia, Bélgica, Países Bajos, Dinamarca, Suecia y Noruega) y que apunta a que el gasto en business travel por parte de las compañías europeas ha aumentado un 1,42% en 2015, el doble de lo previsto en el Barómetro del pasado año (0,7%).

Este estudio ha sido presentado en nuestro país, en el marco de la tercera edición de Supplier Day, un evento organizado por American Express Global Business Travel España y en el que se dan cita agencia, proveedores y clientes para impulsar las vías de colaboración y estrechar lazos. Luis Dupuy de Lôme, director general de la compañía, fue el encargado de desgranar las principales conclusiones extraídas de este Barómetro.  

“Desde un punto de vista cuantitativo, los resultados del Barómetro apuntan de forma clara a un crecimiento del sector durante este año. Desde una vertiente más cualitativa, podemos ver cómo la seguridad se está convirtiendo en una de las máximas prioridades de las compañías en su gestión de viajes corporativos, conviviendo con otras variables más clásicas, como el control de costes, la optimización de procesos y la medición  del retorno de la inversión”, afirmó Dupuy de Lôme durante su intervención.

Entre los principales datos que arroja el Barómetro, se encuentra la tendencia positiva general en cuanto a previsión del gasto en viajes corporativos en 2016, que aumentará un 2% de media en las empresas de los países participantes respecto a 2015, motivado por los planes de desarrollo y de internacionalización de las compañías. Entre ellas, la previsión para España, de un 3,8%, es la más optimista, por encima de la de países como Reino Unido, Alemania, Francia o Italia.

Pese a este dato alentador, el 76% de los encuestados perciben aún el business travel como un coste necesario, frente un 24%, que lo considera una inversión. No obstante, el número de compañías que comienza a considerar la gestión de sus viajes corporativos como inversión ha aumentado un 7% respecto al pasado año y un 21% de los participantes afirma que estarían interesados en obtener más información sobre el retorno de la inversión.

Seguridad, control de costes y satisfacción del viajero

Otro punto que centró parte de la presentación de los resultados de este Barómetro han sido las prioridades en la gestión de viajes corporativos para las compañías europeas a lo largo de 2015. Tal y como ha señalado Dupuy de Lôme, los aspectos que han centrado la atención de travel managers el pasado año han sido, por orden de importancia:

Seguridad: La seguridad ha adquirido una importancia creciente en los últimos cinco años para llegar al puesto número 1 en los resultados del barómetro de 2015. El 96% de las compañías encuestadas ha implementado procedimientos de seguridad (seguimiento del viajero), a pesar de que solamente un 24% ha proporcionado formación específica sobre seguridad a sus viajeros.

Control de costes: A pesar de haber ocupado el puesto número 1 durante años, el control de costes desciende a la segunda posición entre las prioridades de las compañías a la hora de gestionar sus viajes corporativos. Para este control, más de la mitad de los participantes coincide en que los esfuerzos se están centrando cada vez más en la mejora de procesos, incluyendo una evaluación más exhaustiva del coste, la implementación de herramientas online y el uso de herramientas de pago y gestión del gasto.

Satisfacción del viajero: Según los resultados del Barómetro, la preocupación de las compañías por la satisfacción de sus viajeros es cada vez mayor, pues, desde la sexta posición que ocupaba el pasado año, sube hasta la tercera en los resultados de 2015. Así, el 50% de los encuestados han establecido mecanismos para medir la satisfacción de sus viajeros de negocios, en comparación con un 45% en 2014; y un 22% usan este feedback para mejorar sus políticas de viaje.

En este sentido, los travel managers son cada vez más conscientes de que la adopción de herramientas y procesos que afectan de forma positiva a la experiencia de viaje, tales como la incorporación de tecnología móvil, poseen un impacto positivo sobre la satisfacción del viajero y su productividad.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *