El pasado viernes día 15, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) presentó un escrito de observaciones a la consulta sobre los nuevos modelos de prestación de servicios y economía colaborativa puesto en marcha por la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC).

El resultado de la consulta de la CNMC ha sido favorable al desarrollo del alojamiento turístico en viviendas particulares, ligado a una reducción de las obligaciones regulatorias que estos operadores deberían cumplir en comparación con las de los operadores tradicionales. CEHAT argumenta en un comunicado que “es indudable que esa desregulación que propone el borrador de estudio de la CNMC produciría graves efectos en las garantías y protección del consumidor, la lucha contra el fraude fiscal, la protección del medio ambiente, del entorno urbano y los objetivos de política social, además de generar condiciones de competencia discriminatorias en contra de los operadores tradicionales”.

La Confederación Española de Hoteles opina que los postulados de las sugerencias contenidas en el borrador de estudio de la CNMC se basan en principios teóricos que no tienen en cuenta su impacto posterior en el sector turístico.

La realidad es que la prestación de servicios de alojamiento turístico en viviendas, en opinión de CEHAT, “cada vez  responde menos a los principios de la economía colaborativa y ha pasado a ser una actividad profesional, lucrativa y permanente”. CEHAT considera que actualmente el sector turístico está híperregulado y que las administraciones públicas siempre han justificado las normativas por su protección al consumidor y por preservar determinados valores y derechos. “Lo que es contradictorio es que estos valores fundamentales sólo deban ser protegidos por una parte de los prestadores de servicios”, afirma la patronal.

CEHAT no pretende plantear debate sobre el modelo de negocio de lo que considera “mal llamada economía colaborativa”, pero espera que se produzcan medidas legislativas que permitan una mayor integración de todas las actividades económicas en la sociedad, reconociendo las ventajas que supone el aumento de la oferta y la necesaria reducción de obligaciones legales para todos. “Pero el sector reglado reivindica su permanente  contribución a la sociedad gracias a la creación y mantenimiento del empleo, el incremento indudable de la calidad, la contribución al estado del bienestar  y la adaptación permanente a los nuevos tiempos”, concluye CEHAT.

CEHAT se suma a las peticiones de HOTREC (patronal europea de Hotelería y Hostelería) con respecto a la economía colaborativa, que se resumen en estos diez puntos:

1.- Integrar el alquiler de alojamientos privados para estancias cortas en la legislación como alojamiento turístico para que todos los operadores puedan competir en igualdad de condiciones.

2.- Establecer los procesos para registrarse y obtener permisos.

3.- Incluir este tipo de alojamiento en las estadísticas turísticas.

4.- Hacer cumplir los requisitos y realizar inspecciones de seguridad y vigilancia.

5.- Cumplir con las obligaciones fiscales.

6.- Verificar la identidad del cliente atendiendo a los requisitos del acuerdo Schengen.

7.- Proteger los derechos y beneficios de los empleados.

8.- Proteger la calidad de vida de los vecindarios.

9.- Aclarar y garantizar la adecuada distinción entre propiedad residencial y comercial.

10.- Controlar la dispersión de los pisos de uso turístico.

Suscríbete a nuestro Newsletter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *